4 de julio de 2018

La Antartida No Le Pertenece A Ningun Pais

Antártida: ¿100°C bajo cero? Es posible?
Hasta este momento, el valor más bajo de temperatura medido en nuestro planeta se registró en la base rusa de Vostok, en el este de la Antártida, y fue de -89.2°C. No obstante, se sospecha que pueden existir regiones en ese continente donde las temperaturas pueden ser todavía más bajas

La zona  con temperaturas tan bajas serían los valles de la Meseta Antártica Oriental, que tiene una elevación que oscila entre los 2500 y 4000 metros sobre el nivel del mar, y se encuentra cerca del polo sur, a una latitud cercana a la Base Admunssen Scott (EEUU). 

Los datos fueron obtenidos a través de información satelital  y no a través de mediciones con termómetros. Se sabe que los valores estimados por satélites pueden reflejar la temperatura de algunas nubes o de la nieve, y no el valor exacto del aire cercano a la superficie. Por todo esto, algunos científicos se mantienen escépticos a este nuevo récord, ya que sólo se podrá verificar una vez que se instalen estaciones meteorológicas terrestres, lo cual se prevé para los próximos años.

Sabias que...

1. En invierno, cuando el mar se congela, el continente antártico adquiere un tamaño equivalente a la extensión de EE.UU. y México juntos.

2. Los primeros turistas en llegar a la Antártida lo hicieron en 1957, cuando un vuelo de Pan American procedente de Christchurch, Nueva Zelanda, aterrizó brevemente en McMurdo Sound.

3. Se estima que en un momento dado hay 300.000 icebergs navegando en el océano antártico y rodeando al continente como un cinturón de asteroides blancos.

4. ¿Por qué a los pingüinos no se les congelan las patas en el hielo? Porque de lo contrario hervirían de calor. Sus abrigos y su grasa son tan efectivos que las patas literalmente les sirven de aire acondicionado.

5. Pocos meses después del primer alunizaje, en 1969, un equipo de glaciólogos japoneses hizo un descubrimiento igualmente importante: los primeros 9 meteoritos hallados en la Antártida. Desde entonces, la colección ha crecido hasta los 20.000 ejemplares. Hay dos explicaciones para esta abundancia: que en la superficie helada blanca es más fácil verlos, y que el movimiento perpetuo del hielo los concentra y los agolpa contra las montañas transantárticas, el mejor lugar del mundo para hallar meteoritos.

7. Según el Tratado Antártico, que ha gobernado al continente desde 1961, la Antártida no le pertenece a ningún país. Es un continente destinado a la ciencia, donde las operaciones mineras están prohibidas. Los países miembros del tratado representan el 80% de la población mundial.

 

 

 

COMPARTIR:

Comentarios