Domingo 25 de Octubre de 2020

  • 22.8º
  • Soleado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

FINANZAS

6 de octubre de 2020

Más argentinos huyen con sus ahorros del cepo al dólar: así vienen creciendo los depósitos en Uruguay

Los últimos datos disponibles muestran que la tendencia iniciada en agosto de 2019 no se detiene y ya es la más alta de los últimos años

Los depósitos de no residentes en moneda extranjera en bancos uruguayos, de los cuales el 80% correspondería a ahorristas argentinos, alcanzaron en agosto el nivel más alto desde marzo de 2017.

En efecto, con un total de u$s3.295 millones se ubican unos 60 millones por encima del registro de abril de ese año. Claro está que entre ambas fechas se produjo una marcada contracción de las colocaciones luego del blanqueo de ese año y del endurecimiento de los controles que incluía el intercambio de información entre ambos países que se prolongó hasta julio del año pasado, cuando tocaron un piso de u$s2.767 millones.

Parte de esta caída se puede atribuir en gran medida a las disposiciones adoptadas en ambas orillas del Río de la Plata, a partir de las cuales "muchos inversores argentinos optaron utilizar los bancos uruguayos como trampolín para dirigirse a otros destinos, en especial los Estados Unidos", comenta la ejecutiva de cuentas de una banca privada con fuerte presencia en Uruguay.

Pero a partir del resultado de las PASO, comenzó a perfilarse un notable cambio de la tendencia, que salvo alguna corrección bajista, se mantuvo hasta la actualidad, arrojando un crecimiento del orden de los u$s520 millones, que en términos porcentuales equivale a un nada despreciable 19% de suba en poco más de un año.

Más en el corto plazo, en lo que va de 2020 la variación positiva es del 8,5%, pero desde que comenzó la cuarentena por el Covid-19 a mediados de marzo, el incremento es del 6,5%, pese a las restricciones para el tránsito de personas entre ambos países.

Pero si bien las fronteras físicas están cerradas, las financieras se encuentran abiertas pues los fondos se pueden transferir a través del denominado "cable". Para ello se requiere tener una cuenta en algún banco o casa de bolsa en ambos países y operar a través de la Bolsa de Comercio, mediante la compra y venta de bonos.

En la práctica, un ahorrista transfiere pesos de su cuenta en un banco local a una sociedad de bolsa para aplicarlos a la compra de un bono, como por ejemplo el AL30 que por estos días es el más utilizado para tal fin. Una vez cumplido el plazo establecido por el "parking", los bonos se pueden vender en su formato "C" que es el que da lugar al cable. A partir de ese momento, se está en condiciones de ordenar la transferencia a la cuenta "espejo" abierta en el exterior.

El efecto tijera

Junto con la suba de los depósitos en bancos uruguayos es evidente la marcada caída de las imposiciones en los bancos argentinos, por lo que se está frente a una especie de "efecto tijera".

De hecho, mientras que en Argentina, los depósitos cayeron en el término de un año un 50%, en Uruguay crecieron un 20 por ciento. Como consecuencia de esta situación, la relación entre ambos creció en forma exponencial, pues pasó de menos del 9% hace un año a más del 19% actual.

Los bancos preferidos por los argentinos

Según la información suministrada por el Banco Central, el ranking de depósitos en moneda extranjera de no residentes es encabezado por el banco Santander, con cerca del 25% del total, seguido por Itaú con el 20%. Un escalón más abajo se posiciona el banco oficial República (16%) y el BBVA, que ostenta casi el 15 por ciento.

Cabe apuntar que este monto es aportado por unos 58.000 ahorristas, por lo que el saldo promedio por cuenta es de unos u$s58.000, pero existe un marcado contraste entre lo que sucede en el banco oficial (República), que ronda los u$s20.000 y los casi u$s85.000 que ostenta la banca privada.

 

 

 

 

 

 

Fuente: iProfesional

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios