Domingo 25 de Octubre de 2020

  • 22.2º
  • Soleado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

ACTUALIDAD / POLITICA

19 de septiembre de 2020

19S: el mensaje de Patricia Bullrich a los manifestantes de todo el país

Patricia Bullrich, titular del PRO Fuente: LA NACION - Crédito: Enrique Villegas

La titular del PRO, Patricia Bullrich, envió un mensaje a las personas que se sumaron al banderazo del #19S y les dijo: "Ustedes y yo, todos, sentimos que la libertad, el esfuerzo, el mérito, el trabajo, la honestidad se licua como agua en nuestras manos".

A través de un posteo en su cuenta de Facebook y unos minutos antes de que comenzaran las manifestaciones en plazas de todo el país, la exministra de Seguridad compartió un extenso mensaje en el que también aseguró: "En esas banderas flameando, detrás de los barbijos, reconozco su resistencia a los embates de la Vicepresidenta en el Senado, al atropello judicial que lleva adelante para quedar libre de culpas, a la reforma judicial, al desplazamiento de los jueces Bertuzzi, Bruglia y Castelli, y también que se ningunee a la oposición en Diputados, a pesar de estar en el recinto".

"Detrás de cada aplauso o bocinazo está el reclamo genuino al gobierno porque todos los días se cierran miles y miles de empresas. Porque los comercios de la esquina que siempre le dieron vida al barrio, hoy cerraron las persianas para siempre. Y la consecuencia de eso es que en la Argentina, en el último trimestre, hay 4 millones de nuevos pobres", agregó Bullrich.

Es por el futuro de la Argentina por el que nos expresamos desde nuestros hogares, por el que nos expresamos cuando marchamos. Este reclamo es con las banderas, es respetuoso y también, muy enérgico.

Quiero llegar a todos y cada uno de los que hoy y siempre se expresan y manifiestan con desazón y frustración por todo lo que estamos viviendo. Ustedes y yo, todos, sentimos que la libertad, el esfuerzo, el mérito, el trabajo, la honestidad se licua como agua en nuestras manos.

En esas banderas flameando, detrás de los barbijos, reconozco su resistencia a los embates de la Vicepresidenta en el Senado, al atropello judicial que lleva adelante para quedar libre de culpas, a la reforma judicial, al desplazamiento de los jueces Bertuzzi, Bruglia y Castelli, y también que se ningunee a la oposición en Diputados, a pesar de estar en el recinto.

Detrás de cada aplauso o bocinazo, está el reclamo genuino al gobierno porque todos los días se cierran miles y miles de empresas. Porque los comercios de la esquina que siempre le dieron vida al barrio, hoy cerraron las persianas para siempre. Y la consecuencia de eso es que en la Argentina, en el último trimestre, hay 4 millones de nuevos pobres.

Sé que reclaman porque no quieren una república del IFE, con empresas cerradas y trabajadores en la calle, con dádivas del gobierno. Sé que pueblan las calles porque están cansados de ver a los delincuentes afuera, mientras ustedes ven por tele una y otra vez las prórrogas de una cuarentena que destrozó al país. Y sé que se indignan cuando ven cómo una banda de mafiosos toma terrenos y atemoriza a los vecinos que con un esfuerzo sobrehumano han podido acceder a unos ladrillos para construir su hogar.

Y cuando marchan, también lo hacen porque ven cómo sus hijos o nietos pierden un año de escuela. Ustedes entienden que este año traerá consecuencias gravísimas para el futuro de nuestro país, y que en lo inmediato empuja a quienes estaban al borde de abandonar sus estudios, a no retomarlos más. La deserción escolar nos vuelve más pobres culturalmente.

Sé que salen a la calle porque el gobierno les mete la mano en el bolsillo, crea más cepos y más impuestos. Aprieta hasta ahorcar, y sé que ustedes están extenuados de pedir empatía. Créanme que los entiendo de verdad.

Mucho se habló del mérito esta semana. Si para el Presidente Fernández vale lo mismo romperse el alma que no hacerlo, sepan que para mí no. Creo que el sacrificio es el combustible que necesitamos como sociedad para sacar al país adelante. Así me lo enseñaron en mi casa, y estoy convencida de que cuando hacemos un aplauso generalizado, desde donde estemos, le estamos diciendo al gobierno: este esfuerzo no lo vamos a tirar a la basura, lo vamos a defender en la calle, en cada esquina, porque es el artículo implícito en nuestra Constitución Nacional.

No es todo desesperanza, no. Porque en cada marcha hubo una defensa irrestricta a esto valores; cada movilización fue y es un límite que le ponemos al gobierno, y les quiero garantizar que vamos a seguir marchando, siempre.

Es momento de defender la República, de defenderla mirando al futuro con optimismo y compromiso. En cada uno de nosotros está la posibilidad de cambio. Sé que si nos expresamos generamos un efecto en el momento, pero si esa manifestación que hacemos es, además, con ideas y visión de futuro, lo que vamos a lograr es una nueva manera de vincularnos con las soluciones a los problemas cotidianos.

Es marchando, pero también es convenciendo al que tenemos al lado. Cada uno de nosotros tiene la posibilidad de persuadir al de al lado, en sus hogares y barrios. No solo para la votación de una elección que se vuelve cada día más determinante, sino para lograr que a través de ese cambio se contemplen los problemas que sufren todos los argentinos.

Créanme si les digo que esas banderas en el cielo, y los aplausos tronando en el aire, son hoy el instrumento para derribar muros que impiden el progreso definitivo de nuestro país, para dejar atrás la pobreza, la mediocridad y el vale todo.

Nunca antes la Argentina tuvo una gesta tan democrática y representativa en las calles como la que hay hoy. Que nos vengan a decir que no podemos, que no entendemos y que no sabemos lo que hacemos, y nosotros vamos a responderles con las banderas de la Argentina flameando, mostrándoles que frente a la impunidad y el antiprogreso, todos igualados para abajo, somos millones los que vamos a salir a las calles. Cuanto más nos quieran devolver al pasado, más vamos a marchar por el futuro. Hoy, mañana y siempre.

 

 

 

Fuente: La Nación

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios