Miércoles 10 de Agosto de 2022

  • 11.7º

11.7°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

19 de septiembre de 2020

La conmovedora historia de Javier, que con síndrome de Down y cáncer, venció al Covid-19

VICTORIA. Javier logró superar la enfermedad y ahora continúa con sus otras batallas.

Recibió el alta médica y hoy puede contar su experiencia. Aseguran que es una enfermedad muy dura. Resaltaron el trabajo del personal de Salud.

Javier tiene 33 años, padece síndrome de Down y se encuentra en tratamiento por un cáncer. Su historia ya es superadora, pero estas semanas sumó un nuevo capítulo al lograr sobreponerse al coronavirus en el hospital Independencia. Su mamá hoy mira hacia atrás recuerda que creyó que “no iba a terminar bien”, pero su hijo logró emocionar a toda la provincia.

“Muchas noches lloraba, porque los primeros días no estaba muy bien, le costaba respirar, entonces me arrodillaba y le pedía a Dios, porque sé que hay un Dios que nos da estas situaciones para dar una certeza que él existe”, recordó Segunda Villalba, quien también tuvo Covid-19 y estuvo internada junto con su hijo.

Ya recuperados y en su casa, la mujer contó: “Javier estaba en su quimio por el cáncer, yo me enfermé, tenía un estado gripal raro, entonces me hisoparon porque me preocupaba mi hijo y me confirmaron el 1 de septiembre que tenía coronavirus, al tiempo que mi hijo empezó con diarrea, náuseas y estaba deshidratado”.

“Entonces decidieron hisoparlo a él y el 3 de septiembre dio positivo; por lo que decidieron trasladarnos al hospital Independencia”, precisó Villalba.

En la internación, Javier estuvo complicado, con fiebre y una baja importante en sus glóbulos blancos, pero no estuvieron solos, porque tanto el personal del Centro Integral de Salud La Banda (Cisb) como el del hospital Independencia “nos atendieron muy bien”.

“Estoy tan agradecida, hubo una entrega total de las enfermeras del Independencia, del doctor Oddo, la doctora Dorado, sería imposible nombrar a todos, porque ellos se han brindado al máximo, estaban ahí para Javier, especialmente cuando estaba con mucha fiebre”, afirmó emocionada Villalba.

Y recordó: “Esta enfermedad es horrible, muy fea, estábamos shockeados, pero gracias a todo el personal de salud hoy podemos decir que hemos vencido a este virus”.

“Javier es muy especial, él casi nunca dice nada, sólo decía estoy mejor, estoy bien, cuando le decían que le iban a sacar sangre, él sacaba su brazo sin decir nada y las enfermeras decían qué buenito es él”, relató la mujer.

Y sin dudarlo, agregó: “Javier es quien nos hace seguir, quien nos da fortaleza, él no bajó los brazos nunca, sólo una vez dijo estoy enfermo; para nosotros él es un ángel”./ Fuente: El Liberal

COMPARTIR:

Comentarios