Martes 20 de Octubre de 2020

  • 17.2º
  • Neblina
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

18 de septiembre de 2020

Autorizan en Tucumán el uso del Ibuprofeno Sódico en pacientes Covid-19

Ayer fue Salta y esta mañana lo hizo la ministra de Salud Pública de la provincia, Rossana Chahla, quien firmó la correspondiente resolución del Siprosa para autorizar el uso del Ibuprofeno Sódico como uso compasivo en emergencia sanitaria para la recuperación de pacientes diagnosticados Covid-19 tratados en instituciones públicas y privadas, que adhieran a este plan.

Ya que aún no cuenta con la autorización de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), mereció el dictado de una resolución 439 específica del Sistema Provincial de la Salud (Siprosa), que lleva la firma de su titular la ministra de Salud, Rossana Chahla.

Los profesionales tuvieron en cuenta la declaración de Helsinki, donde se establece que, el paciente o su representante legal autorizado, debe firmar el consentimiento obligatorio.

De esa manera, el paciente deslinda cualquier responsabilidad sobre la institución sanitaria y el profesional, por la falta de eficacia o de seguridad que pudiera producir el uso de esta terapia, que aún no está autorizada a nivel nacional.

Hasta principios de este mes había sido administrado a 300 pacientes entre las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Jujuy y un estudio sobre su utilización espera su aprobación en la ANMAT.

La idea surgió siete años atrás en Córdoba. El doctor en Bioquímica Dante Beltramo, quien además es investigador del CONICET y del Centro de Excelencia en Productos y Procesos de Córdoba (Ceprocor) modificó la molécula del ibuprofeno haciéndola 100% soluble en agua para administrarlo en nebulizaciones con el objetivo de tratar a pacientes con fibrosis quística.

Algunas experiencias de pacientes en Buenos Aires, dan cuenta de una rápida recuperación de los pacientes covid en terapia intensiva, que con cuatro nebulizaciones con ibuprofeno sódico recuperan la capacidad de respirar sin ayuda artificial.

Hasta el momento el tratamiento ha tenido resultados favorables en la mayoría de las 300 personas que lo cursaron. Los pacientes con disnea, hipoxemia, con enfermedad moderada a severa y con comorbilidades de todo tipo experimentaron una mejoría inmediata de los síntomas.

En pacientes leves, el efecto fue la negativización temprana. En pacientes moderados y severos antes de entrar en asistencia respiratoria mecánica, el efecto es muy marcado y muy contundente. Se produce una mejoría muy evidente de la sintomatología y de los parámetros medibles.

¿En qué consiste el tratamiento?

Es una ‘solución hipertónica de ibuprofeno’ (ibuprofenato sódico soluble) que, al someterlo al sistema de nebulización, genera partículas con efecto viricida, que al intercalarse en la bicapa lipídica de virus envueltos como el SARS-CoV-2 desestabilizan la membrana generando lisis, o sea, muerte del virus.

Lo que se observó es un efecto rápido y que los pacientes se empiezan a sentir bien en forma casi inmediata.

Cabe aclarar que la gente no debe usar el ibuprofeno que se consigue en farmacias para nebulizar, ya que “no es lo mismo.

 

 

COMPARTIR:

Comentarios