Lunes 16 de Mayo de 2022

  • 10.5º

10.5°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

PERIODISMO MILITANTE

25 de agosto de 2020

Increíble informe de la TV Pública sobre "reactivación económica": celebraron que una fábrica contrató dos empleados

En medio de una fuerte caída del empleo, un informativo mostró como reactivación económica que una fábrica de 5 empleados contratara 2 más

En un momento en el que la situación del empleo en Argentina empeora como consecuencia de la crisis generada por el coronavirus, se viralizó un video de un noticiero de la TV Pública que presentó como un "signo de reactivación económica" que una fábrica de Sarandí contratara dos nuevos empleados para su planta de cinco trabajadores.

Se trata de un video que muestra el extracto de una emisión nocturna del informativo de la semana pasada, que tomó difusión y se convirtió en tendencia en las redes sociales luego de ser mencionado por Jorge Lanata el domingo en su programa PPT.

En las imágenes, la conductora Diana Zurco habla sobre "una historia de la reactivación en medio de la pandemia", tras lo cual presenta una nota sobre la fábrica Tintas Ópalo, en Sarandí, Avellaneda, en donde se contratan a dos trabajadores.

"Más allá de la coyuntura difícil provocada por el coronavirus en nuestro país, también hay signos de reactivación económica durante la pandemia. Una pequeña fábrica de tintas de Sarandí con tan solo cinco empleados tuvo que contratar dos más para poder cubrir el crecimiento, la demanda que registró estos meses", dijo la presentadora.

Luego siguió el informe, el que tuvo una fuerte repercusión en las redes sociales, incluso el ex vicepresidente del Banco Central durante la gestión de Mauricio Macri, Lucas Llach, hizo un comentario al respecto en su cuenta de Twitter: "TV Pública: es cierto que contrataron sólo dos personas más, pero eran cinco, es un aumento de 40% en el empleo!".

Se perdieron 400.000 empleos formales

La pandemia y la crisis económica impactaron sobre el empleo. En mayo hubo 11,7 millones de trabajadores registrados, una caída del 3,4% interanual y de 409.000 asalariados respecto al año pasado. El mayor retroceso se dio en el sector privado donde la baja fue de 295.000 empleos formales. Así, siete de cada 10 puestos perdidos correspondieron a las empresas.

En ese mes se contabilizaron 9,4 millones de asalariados registrados y 2,2 millones de trabajadores independientes. Así es que el 81% de las personas con trabajo formal cuenta con una relación de dependencia. De ese total, 5,8 millones se encuentran en el sector privado (49,6%), 3,2 millones en el sector público (27,4%) y 471.000 en casas particulares (4,0%).

El descenso de la ocupación se debió a la la pérdida 26.000 trabajadoras de casas particulares (-5,3%) y 295.000 en el sector privado (-4,8%), mientras el sector público creció en 22.000 puestos (0,7%).

La mayor caída se dio entre los no asalariados, hubo un retroceso de 110.000 empleos (-4,7%), con 24.000 autonómos (-6,1%) y 88.000 monotributistas menos (-5,6%). Por el contrario, la cantidad de personas con monotibuto social creció en 2.600 (0,7%).

"En la Argentina, como en la mayoría de los países, la pandemia del coronavirus está produciendo graves consecuencias en la dinámica de la actividad económica, con repercusiones directas en el empleo y los ingresos laborales", reconoció el Ministerio de Trabajo en su reporte sobre la situación y evolución del trabajo registrado.

Pese a todo, las autoridades indicaron que "en los meses de mayo y junio, se advierten señales de una incipiente estabilización del trabajo asalariado registrado en empresas privadas".

De acuerdo a la información del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), el trabajo registrado en empresas privadas mostró en mayo una baja mensual de 6.000 trabajadores (-0,1%).

"Este fenómeno responde a la rápida reacción del sistema productivo que incrementó las contrataciones de personal como resultado de la flexibilización de las medidas de aislamiento y restricción a la producción", señaló la cartera laboral.

En ese sentido, el estudio destacó que la contracción del empleo asalariado privado en la Argentina desde la irrupción de la pandemia es bastante menor al verificado en otros países del mundo debido a las políticas del gobierno para mitigar el impacto de la pandemia.

Según la cartera laboral, la dinámica laboral observada en mayo contrasta con las importantes contracciones verificadas en los meses de marzo y abril, cuando regía en casi todo el territorio nacional el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO).

En marzo el empleo asalariado privado cayó un 0,7% mensual (41.000 trabajadores menos), mientras que en abril se verificó la reducción más importante, que fue de 1,7% (102.000 trabajadores menos).

El "freno en la destrucción" de empleo se explicaría por una disminución de la caída en todos los sectores de actividad. Las autoridades observan una recuperación del empleo perdido en actividades primarias, hoteles y restaurantes y el transporte y, en menor medida, la industria manufacturera y los servicios empresariales.

Otros sectores gravemente afectados desde el comienzo de la pandemia como la construcción, el comercio y la enseñanza, si bien continuaron con tasas de variación negativas, presentan menores caídas en relación a abril. Pero el Ministerio de Trabajo reconoce que el mercado laboral formal se deterioró por las actividades independientes.

"A pesar de esta cierta estabilización en el empleo asalariado privado, el total de trabajadores registrados continúa en baja, debido al comportamiento descendente del resto de las modalidades ocupacionales, entre las que se destacan principalmente el trabajo monotributista y, en menor medida, el trabajo autónomo y el de casas particulares.

La información proviene de un registro administrativo a partir de la declaración de los contribuyentes al sistema de seguridad social. Por ese motivo, el informe aclaró que no es posible distinguir en qué medida la reducción del trabajo independiente se debe a que las personas dejaron de realizar la actividad laboral o a la decisión de postergar el pago de las obligaciones de la seguridad social en un contexto de fuerte caída de los ingresos.

 

 

 

 

 

Fuente: iProfesional

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios