Miércoles 18 de Mayo de 2022

  • 12.5º

12.5°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

ACTUALIDAD

23 de agosto de 2020

Coronavirus versus resfrío: la pérdida de olfato y gusto son diferentes

Desde hace algunos meses se sabe que la enfermedad que produce el coronavirus puede provocar pérdida de los sentidos del gusto y del olfato

La enfermedad provocada por el coronavirus es muy particular. Si bien se parece a un resfrío o a una gripe, se ha manifestado de maneras diversas en los distintos pacientes que la han padecido. Además, tiene otra particularidad, que es la afectación de sistemas que no son únicamente el respiratorio. Hay investigaciones en diversos países del mundo que indican que ha tenido afectación cardíaca, neurológica y renal, aunque para tener una estadística certera todavía habría que esperar a que se hagan estudios más concluyentes.

Entre los síntomas característicos del Covid-19, como se ha denominado la enfermedad, hay una larga lista. Fiebre, tos seca, dolores en el cuerpo, cansancio, fatiga, dificultad para respirar. Los últimos que se han agregado son la disgeusia y la anosmia, que son la pérdida o disminución de los sentidos del gusto y del olfato.

Estos síntomas también pueden aparecer en otras infecciones respiratorias, como el resfrío común, pero no son exactamente iguales a los que se manifiestan en pacientes con Covid-19.

La pérdida del olfato que puede acompañar al coronavirus es única y distinta a la que puede experimentar alguien por un fuerte resfrío o gripe.

Cuando los pacientes con Covid-19 tienen pérdida del olfato, el síntoma tiende a ser grave y a aparecer de manera repentina. Además, por lo general, tampoco tienen la nariz tapada, ni secreciones en la nariz. De hecho, la mayoría de las personas con coronavirus puede respirar regularmente.

Otra cosa que distingue a la enfermedad es que provoca una pérdida prácticamente total del sentido del gusto. Esto significa que el coronavirus no solamente reduce la capacidad de distinguir los sabores por la afectación del sentido del olfato, explican los investigadores en la revista Rhinology.

Los pacientes con Covid-19, en algunos casos, no sienten gustos intensos ni tampoco olores

Los pacientes con coronavirus con pérdida del gusto realmente no pueden diferenciar entre amargo o dulce. Por el momento, los expertos señalan que esto se debería a que el SARS-CoV-2 afectaría a las células nerviosas directamente involucradas con el olfato y el gusto.

Estudios

En el Reino Unido, con el objetivo de estudiar estos síntomas relacionados al Covid-19, se hizo un estudio en un pequeño grupo de voluntarios. Estuvo en manos del profesor Carl Philpott, de la Universidad de East Anglia.

Es importante tener en cuenta que de este grupo de pacientes 10 tenían covid-19, 10 padecían de fuertes resfríos y 10 eran personas sanas, es decir, sin síntomas de resfrío, Covid-19 o gripe.

Los resultados indicaron que la pérdida del olfato fue mucho más profunda en los pacientes con Covid-19. Además, este pequeño grupo de pacientes también fueron menos capaces de identificar los olores y no podían distinguir para nada entre sabores amargos o dulces.

"Realmente parece haber características que distinguen al coronavirus de otros virus respiratorios", destacó Philpott a la cadena BBC.  "Esto es muy emocionante porque significa que las pruebas de olfato y gusto podrían usarse para discriminar entre pacientes con Covid-19 y personas con un resfriado o una gripe normal", agregó.

En relación a estos síntomas, el especialista indicó que las personas podrían hacer sus propias pruebas de olor y sabor en casa. Para ellas se pueden utilizar productos de gustos y sabores fuertes, como el café, el ajo, los cítricos, el vinagre, el azúcar.

De todos modos, recordó que las pruebas diagnósticas específicas de coronavirus son esenciales para aquellas personas que se constituyen como caso sospechoso de coronavirus.

Por su parte, desde la Universidad Johns Hopkins, en Estados Unidos, también se ha estudiado esta sintomatología. Los especialistas allí intentaron comprender cómo el coronavirus podría causar la pérdida del olfato.

Para lograrlo se analizaron muestras de tejido de la parte posterior de la nariz, donde se identificaron niveles extremadamente altos de una enzima que estaba presente únicamente en el área responsable del olfato.

Los profesionales de la entidad consideran que esta enzima, llamada ACE-2 (enzima convertidora de angiotensina II), es el "punto de entrada" que permite que el coronavirus ingrese a las células del cuerpo y cause una infección.

Ahora bien, ¿cuándo se recuperan los sentidos?

La mayoría de los pacientes recuperan el sentido del olfato y del gusto en unas pocas semanas. Si bien no parece mucho tiempo, lo cierto es que estos síntomas suelen desaparecer mucho más tarde que la fiebre o la tos en muchos pacientes, aunque en otros ni siquiera aparecen.

 

 

 

 

 

 

Fuente: iProfesional

 

COMPARTIR:

Comentarios