Jueves 9 de Julio de 2020

  • 12.8º
  • Soleado

12.8°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

PANDEMIA

30 de junio de 2020

Se agudizaron los cuadros de trastornos alimenticios

La psicóloga Clara Mabel Alonso, miembro del staff de profesionales del Centro Provincial de Trastornos Alimentarios (CEPTA), explicó que a lo largo de este periodo la institución especializada ofrece asistencia y contención a través de consultas por telemedicina, metodología de trabajo que ha logrado tener un alto nivel de aceptación y adhesión por parte de los pacientes.

Los trastornos alimentarios son patologías diagnosticadas en el área de salud mental que aluden principalmente a una preocupación excesiva por el peso corporal, desórdenes en cuanto a las ingestas alimenticias, descenso de peso brusco y consecuencias psicológicas de gran impacto; razones por las cuales posibilitar un seguimiento y acompañamiento de quienes los padecen se vuelve fundamental para su mejoría.

En nuestros pacientes ha sido maravillosa la respuesta que hemos tenido, especialmente en el área de salud mental porque se han sentido muy contenidos y hemos dado bueno continuidad a las consultas que veníamos haciendo de manera presencial”, contó Alonso, al tiempo que detalló actualmente entre un 40 a 50 % de los pacientes se han adaptado a la nueva metodología gracias a la tecnología y a la disposición de los equipos profesionales que realizaron y realizan el seguimiento de estos.

A lo largo del periodo de cuarentena y aislamiento son muchos los medios de comunicación y espacios de debate que refirieron que la ansiedad propia de esta etapa generó mayores excesos e irregularidades en las ingestas diarias, algo ante lo cual Alonso respondió que, en realidad y desde la esfera clínica, se observa que en general las cuestiones psicológicas previas a esta situación se han agudizado.

“Los pacientes que tenían tendencia a los atracones o exceso de peso en general ha seguido con esa patología de base y quizás incluso se han agravado. Aquellos que han mantenido el perfil de los trastornos alimentarios como el descenso de peso, la anorexia y la bulimia, han presentado, sobre todo como respuesta al estrés, cuadros un poco más agudos también”, comentó la profesional.

Los abordajes desde salud han permitido el uso de ciertas estrategias, que por supuesto se han visto limitadas y especialmente las familias han tenido un poco más de responsabilidad en cuanto al seguimiento o la conducción de las recomendaciones del equipo clínico: “En el marco de la pandemia es interesante observar esto que ha circulado a nivel de reflexión acerca de que la cuarentena lo que nos ha venido a mostrar es una diferencia en cuanto a nuestras rutinas y hábitos y esto también han tenido un impacto muy importante en cuanto a los hábitos alimentarios”, afirmó la referente.

En ese sentido Alonso caracterizó que para que las familias actúen como quienes disparan la alarma de algún problema alimenticio deben estar atentos a los rasgos más comunes que suelen aparejarse a este tipo de patologías como las actitudes bizarras frente a la comida, la evasión del encuentro familiar en los momentos de compartir comida como el almuerzo o la cena, la distorsión en la imagen corporal o el no registro del descenso de peso brusco.

“Es fundamental prestar atención y darse cuenta rápido de estos síntomas, para poder consultar de manera rápida con algún profesional que pueda guiarlos bien. Nosotros desde CEPTA continuamos trabajando con telemedicina y por turnos programados”, concluyó Alonso y agregó que, las consultas siempre han sido derivadas de otras instituciones de salud y que en principio quien necesite un turno debe ponerse en contacto con el teléfono de Salud Escucha para coordinar qué institución de salud va a poder recepcionar la primera consulta remota y efectuar las derivaciones correspondientes del caso.

 

 

 

 

Fuente: Secretaria de Comunicación Pública

 

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios