Jueves 9 de Julio de 2020

  • 16.1º
  • Soleado

16.1°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

PANDEMIA

26 de junio de 2020

Coronavirus en la Argentina: murió una beba de un año y es la víctima más joven del país

Su muerte ocurrió hace tres dias en un hospital público en donde estaba internada desde mediados de mayo

A. vivía en Marcos Paz, tenía un año y seis meses y ya había pasado por muchas cirugías. Cuando ingresó en el Hospital Garrahan era un caso positivo de Covid-19. Pero el 17 pasado, los médicos le hicieron un nuevo el hisopado que arrojó resultado negativo. De todos modos, la beba falleció seis días después.

En la historia clínica de la beba, cuya identidad será preservada, había "varias patologías relacionadas con la prematurez", explicó el equipo de prensa del Hospital Garrahan a la prensa. "Falleció el martes, tras agravarse su estado de descompensación neurológica y sin responder a las medidas de soporte intensivo recibidas", agregaron.

No era la primera vez que A. llegaba al Garrahan, ya que era paciente regular. Necesitó asistencia respiratoria casi desde que nació, el 14 de diciembre de 2018.

"La niña era controlada en varios servicios del hospital por presentar un cuadro neurológico relacionado con la prematurez. Presentaba enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y se encontraba con oxígeno domiciliario desde los 5 meses", indicaron desde el Garrahan.

El hisopado para Covid-19 se lo hicieron en el Hospital Municipal D'Agnillo, de Marcos Paz. Dio positivo el 10 de junio, pero además tenía "un cuadro de gastroenteritis con compromiso respiratorio", por lo que debió ser trasladada. Sin embargo, la beba se "negativizó" durante la internación.

A su madre, se le hicieron dos pruebas PCR, una el 15 de mayo y la otra el 18 de junio, y ambas dieron negativas. A A. también le habían hecho el test en mayo y había dado negativo. Pero el día que llegó al hospital de Marcos Paz para el control de rutina tenía fiebre y, por protocolo, se le hizo el hisopado que, aquella vez, dio positivo.

La madre y el padre tienen 23 y 24 años, respectivamente. La mamá tiene dos hijos más. Alejandra Tacconi, secretaria de Desarrollo Social del municipio de Marcos Paz, conoce a la familia desde hace ocho años.

"Para nosotros fue un golpe muy grande. Estoy con el tema de la cremación y estoy conteniéndola a la madre. Hace más o menos un mes habíamos comprado el botón gástrico para poder pasarle la alimentación", contó Tacconi.

La situación clínica de la beba fue complicada desde los primeros minutos de vida. Incluso, desde antes. "En la panza ya estaban tratándola de su corazón, que estaba muy débil", afirmó la funcionaria.

Con mucha fuerza

A. era electrodependiente desde el nacimiento. Cuando se cortaba la luz en su casa, su madre llamaba enseguida a Desarrollo Social, y desde ahí la trasladaban al hospital. Era como un sistema de alarma ya aceitado.

"Era una nena súper alegre, con mucha fuerza porque salió de muchas situaciones adversas. Vivía dentro del quirófano", explicó Tacconi.

Según explicaron desde la Secretaría de la Niñez municipal, la beba tenía "antecedentes de prematurez con severa comorbilidad posterior, enfermedad pulmonar crónica multifactorial con requerimiento de oxígeno las 24 horas, trastorno deglutorio que requirió cirugía antireflujo y gastrostomía para alimentación de bomba de insuficiencia continúa, retraso global del desarrollo y problemas de regulación de la conducta".

El EPOC que padecía era severo y, además, sufría alergia a la proteína, por lo que tomaba una leche especial.

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: La Nación

COMPARTIR:

Comentarios