Sábado 23 de Octubre de 2021

  • 22.7º

22.7°


SOCIEDAD

18 de junio de 2020

La Caja Popular donó 160 toneladas de alimentos para familias vulnerables

Para garantizar el derecho a la seguridad nutricional de la población más vulnerable, la Caja Popular de Ahorro acopió 160 toneladas de alimentos no perecederos que serán destinados a centros de protección alimentaria, bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, en el marco de la pandemia del COVID-19.

El gobernador, Juan Manzur, resaltó este jueves la actitud de las autoridades de la entidad crediticia tucumana y remarcó que la solidaridad es la clave en tiempos de pandemia. “Es la segunda oportunidad que se hace entrega directamente al ministerio para poder ayudar en este momento tan difícil que vive el mundo y del que Tucumán no escapa”, expresó.

Acompañando al Primer Mandatario estuvieron el diputado nacional y dirigente gremial de La Bancaria, Carlos Cisneros; el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, la titular del gremio a nivel local, Cecilia Sánchez Blas y el interventor de la Caja Popular, José Díaz.

En diálogo con la prensa, Manzur destacó la labor de Cisneros que “trabaja en forma virtual en el Congreso de la Nación, pero también está en el territorio, en los barrios más humildes, ayudando al Gobierno en todo lo que esté a su alcance”.

Seguidamente, el diputado afirmó que en la situación difícil que vive el país, “es necesario que el Estado llegue a todos los hogares tucumanos para que se puedan quedar en la casa y no les falte comida”. Además garantizó que de extenderse la cuarentena, continuará la asistencia de parte de la Caja Popular.

El ministro Yedlin explicó que el aporte será volcado al programa de Seguridad Alimentaria de la Provincia “que implica los más de 500 comedores escolares que hoy funcionan en modalidad de viandas, las más de 120 cocinas comunitarias y diversas organizaciones sociales”.

El funcionario aclaró que este gesto se suma al programa Argentina Contra el Hambre del Gobierno Nacional, que en Tucumán ya repartió 7.000 tarjetas. “Esto implica alrededor de $340 millones en compras de parte de los grupos más vulnerables”, contó y subrayó: “Hay una fuerza muy grande de todos los gobiernos en función de la seguridad alimentaria”.

A su turno, la secretaria general de La Bancaria, Cecilia Sánchez Blas, resaltó la solidaridad de la entidad crediticia y aseguró que “el gremio está presente en cada acto solidario que se genera desde la Caja aportando nuestro granito de arena”. Del mismo modo, José Díaz, el interventor de la institución, explicó que “el organismo está para colaborar”. “La asistencia social y la cooperación permanente con todos es la finalidad para la que fue creada la Caja Popular”, cerró.

 

 

 

Fuente: Secretaria de Comunicación Pública

 

COMPARTIR:

Comentarios