Viernes 4 de Diciembre de 2020

13.9°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

TAFI DEL VALLE

3 de mayo de 2020

Desalojaron la ruta 307 que permanecía tomada desde el 20 de marzo

Los indígenas de la Comuna El Mollar realizaban un bloqueo en la ruta 307, camino a la zona de los valles, con el fin de impedir el ingreso de personas para resguardar el territorio.

La policía de Tucumán desalojó ayer (sábado) por la mañana a un grupo de indígenas de la Comuna El Mollar que realizaba un corte en el kilómetro 48 de la ruta 307, camino a la zona de los valles, con el fin de impedir el ingreso de personas "para resguardar el territorio" y evitar la propagación del coronavirus, informaron fuentes policiales.

Los ciudadanos desalojados son familiares de la dirigente de la comunidad indígena de El Mollar, Margarita Mamaní, quien se encuentra bajo arresto domiciliario desde el jueves pasado, por orden del juez de instrucción en lo Penal de Monteros, Mario Velázquez.

De acuerdo con la medida, Mamaní cometió una serie de actos ilícitos al violar las medidas para evitar la propagación de una pandemia, impedimento o entorpecimiento del transporte de personas por tierra; usurpación de autoridad e instigación a la comisión de delitos, ya que desde el 19 de marzo hasta el día de su arresto, la dirigente se estableció en la ruta 307 para vigilar el acceso a los valles.

Fuentes policiales informaron a Télam que el operativo fue llevado adelante por agentes del Grupo Cero; de la Brigada de Investigaciones y de la Regional Oeste, quienes informaron que los controles deberán estar a cargo del personal policial que forma parte del Comité Operativo de Emergencia Sanitaria.

En el lugar, Mamaní desplegó una especie de control caminero para evitar el acceso al centro turístico, en el que para autorizar el paso solicitaba los datos de las personas y solo se les permitía avanzar a los residentes permanentes, dijeron los voceros.

El conflicto se originó cuando propietarios de casas de descanso en Tafí del Valle, principal centro turístico de la provincia, denunciaron que Mamaní no les permitía ingresar cuando decidieron ir a controlar sus propiedades en medio de rumores de robos masivos en esa ciudad durante el aislamiento.

La mujer sostenía que los residentes transitorios usaban ese argumento como excusa para ir a sus casas de descanso y que eso ponía en riesgo a la comunidad diaguita, ya que podría causar la propagación del virus.

En tanto, el intendente de Tafí del Valle, Francisco Caliva, sostuvo que el corte que llevaba adelante la comunidad indígena “no impedía totalmente el paso” y también se refirió a los supuestos robos en las propiedades de veraneantes. “Se dijeron muchas cosas sobre la apertura de casas pero no me consta que sea cierto”, concluyó.

Intento de llegar a los valles

La liberación de la ruta por parte de los uniformados, fue una buena oportunidad para que automovilistas comenzarán a circular por el camino para llegar hacía Tafí o El Mollar, y a pasar el fin de semana en plena cuarentena.

Por ese motivo, la Policía junto a Gendarmería se vio obligada a cortar el tráfico en Las Mesadas y en la zona de La Angostura.

 

 

 

Fuente: Telam

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios