Domingo 29 de Noviembre de 2020

30°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

CORONAVIRUS EN ARGENTINA

28 de abril de 2020

Coronavirus en la Argentina: médicos del Roffo se contagiaron cuando les enseñaban a usar elementos de protección

El instituto Angel H. Roffo informó que tres médicos contrajeron coronavirus Covid-19 durante una capacitación el 17 de abril

Tres profesionales del Instituto de Oncología Ángel H. Roffo (IOAR), que depende de la Universidad de Buenos Aires ( UBA ), contrajeron coronavirus Covid-19 durante una capacitación en la cual les enseñaban a utilizar elementos de protección contra el nuevo virus.

Según un comunicado que difundió ayer la dirección del prestigioso centro de salud universitario, los contagios se produjeron hace 11 días y el sábado pasado se confirmaron.

En el texto de dos páginas que lleva la firma de Alfredo D'ortencio, médico y director del IOAR, se explica: "El viernes 17 de abril se realizó uno de los entrenamientos médicos, como venían siendo efectuados regularmente, en el área de febriles del primer piso del pabellón Modelo con la concurrencia de seis médicos. Al día siguiente, uno de ellos desarrolló fiebre y tos, motivo por el cual fue internado en un Sanatorio ante el hallazgo de una neumonía en una tomografía".

"Se le tomó un hisopado e inició tratamiento con sospecha de Covid. Cuando el Servicio de Infectología, ese mismo día, tomó conocimiento del hecho, contactó a los otros cinco médicos y la enfermera que habían estado esa mañana con el profesional internado", detalló D'ortencio y agregó: "Analizando el tipo de contacto que habían tenido, se decidió dejar en cuarentena en su domicilio a los cinco médicos. El médico internado tuvo dos hisopados negativos y evolucionó favorablemente por lo que fue dado de alta el viernes 24".

En el relato se explica que a los cinco profesionales de la salud, a pesar de no tener síntomas, se les realizó el hisopado correspondiente. "El sábado 25, Infectología recibe el aviso de que tres de esos cinco médicos tenían resultado positivo en el hisopado, lo cual les fue comunicado. Se revisó qué contacto pudieron haber tenido dichos médicos en el hospital, el día previo a cuando concurrieron a ser hisopados. En base a ello, se determinó que una enfermera de Ginecología y una médica de otro servicio entraran en aislamiento preventivo. El resto del personal que tuvo contacto fue considerado de bajo riesgo y solo se le indicó control de síntomas. Todas estas medidas tomadas por el Servicio de Infectología fueron consensuadas con los epidemiólogos del Ministerio de Salud", detalló el parte interno que trascendió a la prensa.

"El objetivo de este relato pormenorizado es llevar tranquilidad a toda la comunidad del Instituto, y aclararles que se están tomando todas las medidas necesarias para proteger al personal y a los pacientes, acorde con las disposiciones del Ministerio de Salud de la Nación y de la Ciudad de Buenos Aires", agregó el director del hospital en el documento.

La aclaración del director del Roffo

En diálogo con LA NACION, D'ortencio se mostró sorprendido por la repercusión de la situación y aseguró que en el IOAR cuentan con todos los insumos para trabajar en caso de recibir algún paciente con el virus SARS-CoV2.

"No nos faltan insumos. Tenemos todo para trabajar correctamente. Al final, parecemos los médicos los responsables de todo", se lamentó el director y agregó: "Fue un documento interno que buscaba tranquilizar a la comunidad del IOAR. Tal vez, fue un exceso de profesionalismo por parte del departamento de infectología, que decidió hacerle un hisopado a todos los médicos que estaban asintomáticos", dijo a LA NACIÓN el director.

Ante la consulta de cómo se contagiaron los médicos, contó: "Los médicos andamos por diferentes hospitales. En el Roffo no tenemos ningún caso positivo. Tenemos un control muy estricto acá porque tenemos pacientes que son un grupo de alto riesgo ante el Covid-19. Nosotros atendemos pacientes todos los días. No fue un contagio vertical, es decir, de un paciente a un médico. Sino que fue un médico que vino desde otra institución de salud a hacer esta capacitación, ya que estamos armando equipos adicionales en caso de que sean necesarios para enfrentar la pandemia".

"Como somos profesionales de salud de alto riesgo, estamos haciendo estas formaciones, por si alguien se contagia, para tener grupos de back up para que el paciente no se quede sin médicos. Nosotros estamos armando grupos de combate. En su mayoría, son médicos jóvenes", explicó y contó que los tres médicos que dieron positivo se encuentran en aislamiento domiciliario con buena evolución.

El director remarcó: "Se hizo un hisopado a los asintomáticos. Imaginensé si no se hacían, porque en el protocolo actual no es obligatorio, qué hubiese pasado en el IOAR. El período asintomático es muy contagioso y debe haber sido en esa ventana cuando vino ese médico que contagió a los otros. Dentro de la austeridad y las limitaciones que tiene la Facultad de Medicina nunca nos faltaron los recursos para trabajar y estar protegidos".

Al ser consultado sobre la polémica en torno a que la vía de contagio fue un barbijo compartido por los profesionales de salud que se estaban capacitando, dijo: "Eso es mentira. El barbijo es individual y lo usamos desde hace más de un mes por indicación del sector de infectología. Ni el mate compartimos".

La capacitación que quedó en el centro del debate, según explicaron, tiene que ver con la forma en que se deben vestir y desvestir al momento de tomar una muestra a un posible caso de Covid-19. "Les enseñamos cómo se coloca el barbijo, cómo se deben lavar las manos, cómo ponerse los guantes y el camisolín. Después, cómo se retira todo eso y se desecha sin que se contamine. El hisopado es muy difícil de hacer porque hay que ir a las fosas posteriores. Es una cosa que se debe hacer bien porque si no, da negativo aunque sea positivo", cerró D'ortencio.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios