Domingo 29 de Noviembre de 2020

36.1°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

CUARENTENA- EXCEPTUADOS

16 de abril de 2020

Gobierno evalúa estirar otra vez la cuarentena y habilitar excepciones a otras actividades

Con la economía como nuevo eje, analiza los pedidos de gobernadores para la apertura de distintas actividades en los distritos donde no se registren casos

Los gobernadores van a la reunión con el presidente Alberto Fernández con la idea de comenzar a delinear una ampliación de las actividades exceptuadas de la cuarentena obligatoria dispuesta por la pandemia de coronavirus.

La idea del primer mandatario es que el aislamiento extienda, por lo menos, por 15 días a partir del 27 de abril. Si bien, como forma de manifestar su apoyo político, los gobernadores se mostrarán a favor de esa medida, por lo bajo, pretenden una flexibilización. Algunos señalan que tienen pocos casos y que, de una manera controlada, podrían habilitarse más actividades para evitar una caída mayor de la economía.

Por lo pronto, Alberto Fernández sabe de la crisis que sufre el sector de la construcción desde antes de la cuarentena, en especial por falta de pagos a las empresas por parte del Estado y la incertidumbre sobre qué ocurriría con los proyectos que debían ponerse en marcha.

Por eso, anticipó que quiere reactivar la obra pública, pero les aclaró a gremios y empresarios que el problema es la pandemia y que se debe preservar la salud de la gente, que no haya riesgo de infección para los trabajadores y que se debe avanzar con los protocolos provinciales y en las prioridades de las obras.

Por eso, se prevé que a partir de que finalice la segunda etapa del aislamiento obligatorio habrá obras que se podrán poner en marcha nuevamente en consenso con gobernadores e intendentes.

Cabe destacar que el sábado pasado, el Gobierno oficializó la lista completa de las nuevas actividades que se podrán realizar durante la cuarentena general contra el coronavirus que se extendió hasta el 26 de este mes:

1. Actividad bancaria con atención al público

Será exclusivamente con sistema de turnos. En primer lugar, las líneas de cajas estarán reservadas para los jubilados y pensionados que no posean una tarjeta de débito activa, quienes deberán concurrir según el calendario estipulado por ANSES.

Para el resto de personas o empresas que necesiten operar, las sucursales estarán abiertas pero los bancos podrán en marcha un sistema de turnos para evitar la aglomeración de personas. El comprobante de turno será constancia suficiente para justificar la circulación y, además, será solicitado para ingresar a la sucursal. Para saber cóm obtener un turno, hacé clic en este link.

2. Talleres de reparación de autos, motos y bicis

Los mismos podrán atender a quienes tengan autorización para circular, conforme la normativa vigente. Además, podrán atender al transporte público, vehículos de las fuerzas de seguridad y fuerzas armadas y vehículos afectados a las prestaciones de salud o al personal.

3. Venta de autopartes

El Gobierno habilitó la venta de repuestos, partes y piezas para automotores, motocicletas y bicicletas pero únicamente bajo la modalidad de entrega puerta a puerta. En ningún caso podrán realizar atención al público.

4. Gomerías

La normativa contempla la fabricación de neumáticos; también, a los comercios dedidcados a la venta y reparación de los mismos, exclusivamente para transporte público, vehículos de las fuerzas de seguridad y fuerzas armadas, vehículos afectados a las prestaciones de salud o al personal con autorización para circular, conforme la normativa vigente.

5. Librerías y productos de informática

La venta de artículos de librería e insumos informáticos será exclusivamente bajo la modalidad de entrega a domicilio. En ningún caso se podrá realizar atención al público.

Más ayuda a empresas y monotributistas

El Gobierno además debatirá cómo llevar a cabo la ayuda oficial a los monotributistas de las categorías C y D y cómo se implementará el bono en el mes de mayo.

También se analizará si es posible incluir a los profesionales autónomos que no pudieron desarrollar sus actividades durante la cuarentena.

El problema es que cualquier tipo de ayuda que se otorgue repercutirá en los fondos que reciban las provincias.

Además, el Gobierno nacional les informará sobre el auxilio para el pago de parte de los salarios de abril en el sector privado, que se haría en el marco del programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), ante la demora de los bancos en conceder los préstamos a pymes a tasa del 24% anual.

Con la salud como eje principal, el Poder Ejecutivo busca no descuidar el aspecto económico. Es que casi ocho millones de personas recibirán el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de $10.000, en una población económicamente activa de 19,5 millones. Y los pedidos de ayuda pueden seguir sumándose si se sigue profundizando la crisis económica.

Los ministros de Producción, Matías Kulfas, como el de Trabajo, Claudio Moroni, y el titular de la ANSES, Alejandro Vanoli, esperaban en un principio que esas cifras estuvieran entre tres y cuatro millones de personas.

En cuanto a las asistencias a las arcas provinciales, el Gobierno nacional tendría en cuenta a los territorios que dependen en mayor medida de la coparticipación y que, sin ayuda, les será imposible soportar la crisis. Esto a se debe a que tienen gran parte de su población económicamente activa dentro del sector estatal.

Otros territorios como la Ciudad de Buenos Aires y las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Mendoza buscarán ayudar a través de menores impuestos, pero saben que tampoco tienen mucho para resignar.

Es que uno de los ítems de recaudación más importantes viene por los Ingresos Brutos, que se cobra a los ingresos de tanto profesionales, comercios y empresas.

Los gobernadores de Santa Fe y Córdoba, Omar Perotti y Juan Schiaretti respectivamente, fueron los que primero manifestaron la intención de que algunos pueblos comiencen a restablecer sus actividades comerciales. Perotti, que se convirtió en uno de los principales aliados federales del Presidente, rechaza cualquier tipo de posibilidad de contradecir lo que diga el jefe de Estado pero es una de las voces que aboga por la cuarentena administrada. "Nosotros si bien tenemos mucha producción de alimentos, hay otras actividades que si sintieron el impacto y hay que atenderlas", expresan cerca del mandatario provincial.

Gran parte de las respuestas a los pedidos provinciales vendrán de parte del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, quien creó la Unidad de Coordinación General del Plan Integral para la Prevención de Eventos de Salud Pública de Importancia Internacional que estará integrada por los Ministerios de Salud, del Interior, de Desarrollo Productivo, de Economía, de Trabajo y de Relaciones Exteriores.

Esta Unidad será al que deberá expedirse sobre las solicitudes formuladas por los gobernadores para analizar excepciones al cumplimiento de la cuarentena.

También les explicará el proyecto para renegociar la deuda con los tenedores de bonos internacionales. Días atrás, el jefe de Estado había dicho que la pandemia del coronavirus "afecta la renegociación de la deuda, como afecta a toda la economía global", pero, al mismo tiempo, había remarcardo que "la negociación va bien".

"Haremos la oferta. A mí no me gusta mentir, tampoco me gusta mentirles a los acreedores. Lo que vamos a firmar es algo que podamos cumplir como gobierno y como país", aseveró Fernández días atrás. A partir de allí, se abrirán a la discusión todos los escenarios posibles.

Se trata de un paso previo a la inminente presentación de la oferta de reestructuración de la deuda a los acreedores con deuda argentina emitida bajo legislación extranjera, que fue seleccionada por el Gobierno para la operación, que asciende a cerca de 68.800 millones de dólares.

 

Fuente: iProfesional

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios