Viernes 25 de Septiembre de 2020

  • 28.9º
  • Cubierto

28.9°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

SOCIEDAD

23 de febrero de 2020

Susto en Puerto Madero: un limpiavidrios quedó atrapado en un sexto piso y fue rescatado por bomberos

El joven realizaba trabajos en los ventanales del edificio de Puerto Madero al momento en que hubo una falla en su sistema de sogas. Se utilizó un colchón inflable y un grupo de rescatistas realizó el operativo desde la terraza.

Un joven que limpiaba los ventanales de un edificio de veinte dos pisos de San Telmo fue rescatado por bomberos de la Ciudad tras quedar colgado de su arnés y con peligro de caer al vacío.

El hecho ocurrió pasadas las 14 en un edificio ubicado en Brasil 55, en el centro de la Ciudad de Buenos, y un llamado al 911 alertó a la policía de la situación.

De acuerdo a lo informado por el Ministerio Justicia y Seguridad porteño, el limpiavidrios estaba en el piso seis cuando notó una falla en el sistema de sogas y arnes que le impidió subir y bajar.

Ante esta situación se realizó un operativo especial de rescate, en el que también participó Policía de la Ciudad; se ancló una soga en la terraza del lugar, de 22 pisos, para llegar hacia el damnificado y ponerlo a resguardo.

Asimismo se montó un colchón inflable para salvamentos en la zona inferior.

Finalmente, unos cuarenta minutos después de llegar al lugar, el procedimiento concluyó de forma exitosa cuando el GER puso a resguardo al joven trabajador de 21 años, quien resultó ileso y también fue atendido por personal del SAME en el lugar.

A mediados del año pasado el trabajo de limpiavidrios estuvo en el centro de la polémica cuando se viralizó un video de una mujer que realizaba esa tarea en un edficio del barrio porteño de Belgrano pero sin ningún tipo de protección.

La filmación, que fue difundida por un usuario de Twitter, mostró a la encargada de la limpieza del departamento con tan sólo un trapo en la mano a gran altura en Avenida Los Incas y Crámer, lo cual despertó el repudio generalizado pero no se supo quién era el propietario de ese inmueble o si formaba parte de una empresa de servicios tercerizados.

“500 pesos sale el pendorcho con imán para limpiar vidrios, parece que la vida de esa persona sale menos”, fue una de las críticas.

 

 

 

Fuente: AMBITO

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios