Viernes 28 de Febrero de 2020

  • 20º
  • Soleado

CRIMEN Y JUSTICIA

10 de febrero de 2020

Los estremecedores detalles de la autopsia por el crimen en Villa Gesell

El brutal ataque contra Fernando Báez Sosa en la puerta del boliche Le Brique, de Villa Gesell.

Fernando Báez Sosa (18) sufrió múltiples lesiones por trompadas y patadas en la cabeza y el abdomen.

Fernando Báez Sosa​ (18) no pudo defenderse. Ya había caído al piso, producto de una trompada en la cara, cuando los rugbiers lo atacaron sin piedad. Piñas. Patadas. En la cabeza, en el abdomen. Todo ese combo de violencia derivó en hemorragias internas y en "un shock neurogénico", es decir, un daño al sistema nervioso a causa de los golpes en el cráneo que resultó mortal.

Clarín accedió al informe de la autopsia, realizada el pasado 18 de enero por un médico de la Policía Científica, el mismo día del homicidio, cuyos detalles son estremecedores. Sin embargo, para el médico forense Mariano Narciso Castex, "es pobre, rutinaria y omite profundizar en la causa de muerte"

El documento, que fue entregado el 22 de enero a la fiscal Verónica Zamboni (UFI descentralizada N° 6 de Villa Gesell), señala que Fernando murió "en forma traumática producto de un paro cardíaco traumático por shock neurogénico producido por múltiples traumatismos de cráneo que generaron hemorragia masiva intracraneana intraparenquimatosa sin fractura ósea".

"Las muertes son naturales o violentas. Dentro de las violentas hay tres variedades: homicida, suicida o accidental. Una muerte traumática es una muerte violenta. Aunque parezca una obviedad, el médico tiene que certificar todo esto, y en este terrible caso de Villa Gesell está claro que fue una muerte traumática, no natural", explicó a este diario el criminalista Raúl Torre.

Asimismo, especificó que "los traumatismos de cráneo, dentro del cerebro, en las meninges, provocaron una cantidad de hemorragias que dieron lugar a una afectación que hizo que la vida fuera incompatible".

Las frías palabras en el informe dan cuenta de que Fernando recibió una brutal paliza. La hemorragia intraparenquimatosa constituye la primera causa por hemorragias cerebrales. Si bien no se consignan fracturas óseas, el ataque fue dirigido principalmente a la cabeza y el abdomen.

También se observaron "múltiples escoriaciones y equimosis en región maxilar y cara lateral de cuello, entre las que se distinguen dos improntas de pie calzado", cuyos resultados se esperan para las próximas horas.

La equimosis implica una lesión vital, o sea que no puede ser post mortem. Báez Sosa las sufrió estando aún con vida sobre la avenida 3 y el Paseo 102. Luego quedó inconsciente, le hicieron maniobras de Reanimación Cardio Pulmonar (RCP) afuera del boliche Le Brique y a las 6 de la mañana del 18 de enero decretaron su muerte en el hospital de Villa Gesell.

"Presenta traumatismo cerrado de abdomen con laceración hepática y hematomas en intestino grueso producto de múltiples traumatismos cerrados. Además, presenta hemotórax izquierdo con infiltrado en ambas parénquimas pulmonares", agrega el reporte.

¿Qué significa traumatismo cerrado? Que es interno, que no es sangrante al exterior, como las lesiones en el hígado.

El hemotórax, en tanto, es la presencia de sangre en la cavidad pleural, entre la pared torácica y el pulmón. Generalmente esto ocurre a raíz de un traumatismo. Al respecto, se visualizó que los dos pulmones se encontraban "con abundante infiltrado hemático".

La causa oficial de muerte fue un "paro cardíaco traumático", mientras que el mecanismo de muerte fue un "shock neurogénico por traumatismo grave de cráneo".

En el examen traumatológico, por su parte, se registraron siete lesiones, la última de ellas originada en las maniobras de reanimación:

1-Contuso escoriativa en maxilar inferior rama derecha ascendente de unos 7 centímetros.

2-Equimosis en mentón.

3-Equimosis compatible con impronta de suela de calzado en región maxilar inferior izquierda.

4-Equimosis en cara anterolateral izquierda del cuello compatible con impronta de suela de calzado.

5-Equimosis en región supraclavicular izquierda.

6-Lesión equimótica en región paraesternal derecha, subclavicular.

7-Marcas compatibles con uso de cardiodesfibrilador en tórax.

Castex expresó a Clarín que la autopsia omite pericias clave que "no se hicieron" y lamentó que no se haya seguido el protocolo impuesto por el extinto Osvaldo Raffo​. "Primero, lo que se hace con un traumatizado que viene golpeado es verificar las marcas en la ropa. Segundo, una vez que se saca la ropa se examina el cadáver, sin lavar, para hacer coincidir las marcas de los golpes", sostuvo.

Asimismo, precisó que, luego, el cuerpo "se radiografía de punta a punta para comprobar lesiones radiológicas óseas".

"El informe señala que se ha lesionado severamente el tronco cráneo encefálico y que la muerte es por un shock neurogénico. ¿Lo comprobaron bien con radiografías o solo con la inspección ocular?" Si es neurogénico, la muerte es instantánea", planteó Castex.

El forense comentó que las lesiones implican que "las patadas en el cuello le torcieron la cabeza a la víctima de manera violenta" y advirtió que "falta estudiar a fondo las lesiones en la cara". "Esto habla de un ensañamiento brutal, le han destrozado la cabeza", completó.

Los testigos del crimen coincidieron en que Báez Sosa cayó al piso y entonces empezaron a pegarle patadas en la cabeza y el cuerpo.

Por el caso están detenidos diez rugbiers: Máximo Thomsen (20), Ciro Pertossi (19), Luciano Pertossi (18), Ayrton Viollaz (20), Matías Benicelli (20), Blas Cinalli (18), Juan Pedro Guarino (19), Enzo Comelli (19), Lucas Pertossi (20) y Alejo Milanesi (20).

Para la fiscal, los dos primeros fueron coautores del homicidio y los restantes ocho, partícipes necesarios. Milanesi fue el único del grupo que no fue identificado en las cuatro ruedas de reconocimiento.

Para la defensa de los padres de la víctima, a cargo del estudio de Fernando Burlando, hay que sumar el agravante de que mataron "por placer", ya que al menos uno de ellos filmó la secuencia previa y los acusados arengaban con pegar y matar al joven.

La calificación es "homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas", por el cual podrían recibir una pena de prisión perpetua. Este lunes se espera un día clave, ya que Zamboni definirá la situación procesal de los imputados ante el juez de Garantías David Mancinelli.

El brutal ataque contra Fernando Báez Sosa en la puerta del boliche Le Brique, de Villa Gesell.

 

 

 

Fuente: Clarin

 

 

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios