Martes 11 de Agosto de 2020

  • 13.9º
  • Mayormente nublado

12.8°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

MACROECONOMIA

21 de enero de 2020

La reacción del mercado a la "sostenibilidad" de deuda Guzmán: caen bonos y acciones, sube riesgo país

El ministro confirmó que enviarán al Congreso un proyecto de ley para restaurar la sostenibilidad de la deuda para ser tratado en sesiones extraordinarias

Tras el anuncio del ministro de Economía, Martín Guzmán, que informó que se enviará al Congreso un proyecto de ley sobre Sostenibilidad de la Deuda Pública, los bonos más negociados en el mercado local operan a la baja, mientras la bolsa porteña también experimenta un descenso.

En el caso de la renta fija, las mayores bajas corresponden al cupón atado al PBI, que retrocede un 8,7%, mientras que el Bono Centenario pierde el 4,3% y el Discount en dólares el 2,3%. En tanto que el Bonar 2020 pierde un 1,8% y el Bonar 2024, que es por lejos el más negociado, píerde un 0,7 por ciento.

Con estas bajas, el índice de riesgo país que elabora JP Morgan sube hasta los 1.885 puntos básicos.

En cuanto a las acciones, el índice S&P Merval retrocede un 0,4%, siendo las bajas más pronunciadas las de Cablevisión (-4,1%), Mirgor (-3,6%) y BBVA, con el 3,4 por ciento.

En cuanto al mercado cambiario, las cotizaciones se mantienen sin mayores variantes.

En opinión del economista Nery Persichini, "los bonos en dólares aceleran bajas tras la conferencia de prensa de Guzmán en la que quedaron 2 cuestiones en claro: primero que se enviará un proyecto de ley al Congreso para dotar la deuda de sostenibilidad y segundo, que no se asistirá financieramente a la Provincia de Buenos Aires.

Cabe recordar que en la conferencia de prensa, el ministro de Economía aseguró que "están trabajando para sanar las profundas heridas en la economía

argentina". Además, confirmó que enviarán al Congreso un proyecto de ley para restaurar la sostenibilidad de la deuda. Y aseguró

que Nación y Provincia están elaborando una estrategia conjunta.

Para el funcionario, el país tiene "un nivel de deuda insostenible, aumento de pobreza, de desempleo, y la actividad en caída libre". "Estamos desarrollando un plan macroenómico integral. Se está trabajando dentro de ese programa haciendo esfuerzos persistentes para bajar la inflación", indicó y advirtió que la política que lleva adelante el Banco Central va en consonancia con esa integración.

Sobre las negociaciones con el FMI, el ministro se desmarcó de la gestión anterior al asegurar que llevan adelante un nuevo plan que no permitirá el condicionamiento de nadie. "Lo nuestro es nuestro, lo diseñamos nosotros. Lo que hagamos lo hacemos porque así lo queremos nosotros", sumó.

El ministro se encargó de subrayar que la relación del Gobierno de Alberto Fernández con el Fondo Monetario Internacional es "diferente a otras instancias de la historia argentina".

"Este es un programa económico diseñado y ejecutado por nosotros. El programa que acordó el gobierno anterior fue un estrepitoso fracaso", agregó el ministro del Palacio de Hacienda.

El ministro de Economía afirmó además que el Gobierno está conversando con las autoridades del Fondo Monetario Internacional para postergar el pago de los vencimientos de la deuda de u$s44.000 millones que el país tiene con el organismo multilateral.

Casi en forma simultánea con sus anuncios, el economista y Premio Nobel Joseph Stiglitz lanzó un mensaje muy concreto para los inversores en deuda argentina: "prepárense para pérdidas considerables".

"La realidad es que habrá recortes significativos", dijo Stiglitz en una entrevista el martes en el Foro Económico Mundial en Davos. "No puedo concebir ningún modelo razonable que no diga que debe haber cortes significativos. Sería una fantasía pensar lo contrario".

Stiglitz agregó que Argentina necesita tiempo para hacer crecer la economía, una línea repetida frecuentemente por Guzmán, porque "sabemos lo que sucede si tomamos el otro camino". Agregó que los inversores deberían haber sabido en qué se estaban metiendo cuando compraron bonos argentinos y fueron recompensados con rendimientos muy altos.

"Los prestamistas deberían haber conocido el riesgo; es por eso que cobraron una tarifa alta", dijo. "No están sorprendidos. Probablemente no hicieron su tarea, pero sabían que existía un riesgo".

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios