Sábado 15 de Agosto de 2020

  • 18.9º
  • Soleado

18.9°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

FINANZAS

15 de enero de 2020

Cambiemos desmiente a Kicillof: "Vidal le dejó u$s44 millones menos deuda de la que recibió"

Desde el equipo económico de Lacunza aseguran que "la deuda es perfectamente financiable" y dan alternativas al actual mandatario para no entrar en default

El equipo económico de Cambiemos no tardó en responder a las críticas que el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, hizo sobre la herencia que le dejó María Eugenia Vidal, y negaron que el problema de deuda que enfrenta hoy la provincia de Buenos Aires sea por el elevado endeudamiento de su antecesora.

"La deuda del a provincia de Buenos Aires no es alta, es perfectamente financiable en una situación normal de mercados", señalaron al sitio La Política Online.

El martes, Kicillof anunció en conferencia de prensa que su getsión comenzó a negociar con los acreedores para reperfilar la deuda de u$s250 millones que vencen en enero y postergarla al 1° de mayo.

Durante su discurso, señaló que de los u$s11.300 millones de deuda total que tiene la Provincia, Vidal le dejó u$s8.800 millones de vencimientos durante su gestión, prácticamente el doble de los u$s4.500 millones de vencimientos que (el exmandatario del kirchnerismo, Daniel) Scioli le heredó a Vidal, lo que habla de un marcado empeoramiento en los plazos de deuda; pero también con un notorio incremento en la exposición al tipo de cambio. La deuda que recibió Vidal era 57% en dólares y la que le dejó a él es 87% en moneda extranjera.

Además, de los u$s8.800 millones, u$s2.900 millones vencen solo en el primer año de Kicillof. De estos solamente u$s1.000 millones son de deudas creadas por Scioli, mientras de u$s1.900 millones de dólares son de deudas tomadas por Vidal, dijo el gobernador.

Pero desde el equipo del exministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, señalaron que, medida en dólares, la deuda que Vidal le dejó a Kicillof es incluso u$s35 millones menor que la que recibieron ellos.

"En 2015 había una deuda registrada por u$s9.362 millones y una no registrada de Uu$s1.842 millones que correspondían a deudas millonarias con el Banco Provincia (BaPro), IOMA, ART, proveedores de hospitales, escuelas y cárceles, y moras en el envío de fondos a municipios. Todo sumaba más de u$s11.204 millones. Y el stock de deuda estimado al 30 de noviembre de 2019 alcanzó u$s11.160 millones (considerando la deuda flotante), similar al de diciembre de 2015", calcularon.

"Y si no quieren tomar la 'deuda oculta' de Scioli (con el Bapro u otros), entre 2015 y 2019 aumentó u$s1.800 millones, unos 100 dólares por habitante. ¿Dónde está el endeudamiento exponencial? Se hicieron obras por u$s6.000 millones", agregaron.

En este sentido, el equipo de Vidal mostró que el problema no es de la deuda provincial, sino de la deuda nacional que subió 30% hasta los u$s315.000 millones, que es lo que impide que la deuda provincial sea pagable. De no ser porque la deuda nacional está al borde del default, la provincial sería "perfectamente financiable".

Mientras que en términos del producto bruto la deuda llega al 87% del PBI, la deuda bonaerense es del 9% del PBG, lo que quiere decir que mientras en el país se deben 7.000 dólares por habitante, en la provincia de Buenos Aires solo 650 dólares: "Hoy representa sólo el 9,2% de nuestro Producto, no es alta ni impagable sino que se encuentra por debajo del promedio 2008-2011 (9,3%)", dijeron a LPO desde el equipo de Vidal.

De acuerdo a los economistas de la ex gobernadora, el gobierno nacional juega con fuego al dejar caer en default a la economía más grande del país por una cifra menor. Ayer y hoy el presidente del Banco Central vendió 120 millones de dólares de las reservas por el clima económico que se genera por la amenaza del default, la mitad de los 250 millones de dólares que Kicillof no puede pagar.

"Bajo un enfoque de equilibrio general, no será gratis dejar defaultear a un subnacional por un monto insignificante (1,8% de la deuda provincial y 0,06% de la nacional), que no puede renovar por causas ajenas (riesgo soberano) y que afectará el clima de reestructuración global", dijeron.

Para ellos el error no es solamente de Guzmán, sino de Kicillof en tanto que la Ley de Emergencia autorizó a emitir nuevas letras (por encima del stock vigente a ese momento) por $8.000 millones, y a emitir deuda por $66.786 millones (el equivalente a los vencimientos del primer cuatrimestre del 2020), con lo cual la provincia podría haber buscado financiamiento en el mercado local como lo hizo Guzmán para evitar llegar a esta instancia.

También podría haber pedido adelantos de coparticipación a la Nación, analizaron, aunque no fuera lo más factible a comienzos de año; o bien podría haber usado el artículo 9 del Banco Provincia. "Es una especie de adelantos, muy usable y con saldo disponible porque nosotros desendeudamos a la provincia con el Bapro", concluyeron.

"Dicen que la historia se repite dos veces: la primera como tragedia y la segunda como farsa. La tragedia fue cuando la gestión de CFK y Kicillof discriminaba a la provincia por una pelea con Scioli. Fue ahí que se emitió el bono. La farsa es la actual, en el momento que hay que pagarlo quieren culpar a Vidal por sus peleas internas", aseguró el vicepresidente del bloque de diputados de Juntos por el Cambio, Alex Campbell, cercano a Vidal.

"Vidal dejó al 10 de diciembre los fondos suficientes para pagar sueldos y aguinaldos. Además, como opositores responsables votamos la emergencia que era la herramienta que el gobernador necesitaba para poder avanzar en el pago y renegociación de la deuda," agregó.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios