Viernes 22 de Octubre de 2021

  • 35.8º

35.8°

Despejado

CRIMEN Y JUSTICIA

6 de diciembre de 2019

Caso Lebbos: finalmente se conocerá cuando inicia el juicio contra el ex fiscal Albaca

Mañana se llevará a cabo la audiencia de orden en donde debe definirse la fecha y ultimarse todos los detalles del debate oral y público.

El ex fiscal Carlos Albaca está acusado por incumplimiento de los deberes de un funcionario público, por retardo y denegación de justicia y encubrimiento agravado en el caso Lebbos.

Este viernes se conocerá la fecha de inicio del juicio oral contra el ex fiscal Carlos Albaca, imputado por 11 delitos en el marco del caso Paulina Lebbos, uno de los casos de impunidad más conocidos y paradigmáticos de nuestra provincia. A las 9, en la Sala I del Fuero Penal se llevará a cabo la audiencia de orden, una instancia en donde debe definirse, entre otras cosas, cuando dará inicio y como se desarrollará el debate oral y público.

Para Alberto Lebbos, padre de Paulina, es un momento trascendente en su larga lucha por esclarecer lo que ocurrió con su hija y por llevar a los responsables de su crimen, y a quienes lo encubrieron, tras las rejas. En diálogo con este portal, afirmó estar muy expectante por el inicio del debate en donde se juzgará “al principal responsable de que hoy no esté preso el que mató a mi hija”. “Después de tantos años de lucha y de esperar que este nefasto personaje enfrente a la Justicia, al fin comenzamos a ver un poco de luz al final del túnel”, expresó.

Albaca fue uno de los 3 fiscales que tuvo a su cargo la investigación del crimen de Paulina, la joven asesinada a principios de 2006. Por su actuación en ese caso, cuya instrucción estuvo en sus manos desde el 2006 hasta el 2013, fue imputado por los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público; de promoción de la represión (retardo y denegación de justicia) y de encubrimiento agravado. En la acusación que enfrenta se describen todas las pruebas técnicas y estudios científicos que no habría efectuado; sospechosos sobre los que no habría indagado y pistas que no habría seguido deliberadamente a los fines de presuntamente garantizar la impunidad.

“Es increíble que hayamos tenido que esperar tanto para que este tipo nefasto se siente en el banquillo de los acusados. Fue uno de los principales garantes de la impunidad en Tucumán”, remarcó Lebbos, quien recordó que Albaca hoy “está jubilado y gozando del 82% móvil gracias a sus conexiones con el perverso clan Alperovich-Rojkés”. “Albaca le hizo un daño inconmensurable al Poder Judicial y hoy está cobrando una jubilación de privilegio de $200 mil. Pero me da una profunda alegría que por fin se demuestre lo corrupto de esta persona", sentenció.

Un largo camino para llegar a juicio

En abril del 2015, la fiscal de cámara Juana Prieto de Sólimo (hoy jubilada) culminó su investigación y requirió la elevación a juicio de la causa iniciada en virtud de las anomalías detectadas en el trabajo que el ex fiscal Carlos Albaca desarrolló mientras controló la investigación del homicidio de Paulina Lebbos.

La defensa de Albaca, que lleva adelante el Dr. Manuel Pedernera, planteó desde entonces una serie de pedidos de nulidad respecto a la causa elevada por Prieto de Sólimo y logró dilatar el juicio por más de 3 años.

Finalmente, en septiembre del 2018, el juez de la IV nominación, Víctor Pérez, decidió no hacer lugar al último de estos planteos -en 2016 ya había rechazado el pedido de sobreseimiento y dictado la elevación a juicio- y confirmó el debate oral y público en contra el ex fiscal.

La causa contra Albaca había sido abierta en 2014 a partir de al menos dos denuncias: una de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán y otra del diputado José Cano (UCR). El expediente recayó en la oficina de Prieto de Sólimo por orden del ministro público Edmundo Jiménez, tras la inhibición generalizada de los fiscales de instrucción. Previamente a la denuncia de la Corte, Albaca fue sometido a un sumario administrativo que desencadenó su renuncia con fines jubilatorios y precipitó la dimisión del ex ministro público Luis De Mitri.

Cabe recordar que Albaca fue el segundo fiscal del caso, ya que el primero en investigar el caso Lebbos fue Alejandro Noguera, quien se excusó luego de que lo fotografiaran saliendo de la casa del gobernador, José Alperovich. Albaca dejó el caso a mediados de 2013, sin procesar a sospechosos por el crimen. Incluso, en su descargo por el sumario, señaló que no se podía demostrar el homicidio, y propuso tres hipótesis insólitas sobre la muerte de Paulina: 1) un ataque de asma combinado con el consumo de alcohol y, eventualmente, de sustancias tóxicas; 2) la práctica de la autoasfixia durante la masturbación y 3) la práctica de la asfixia con una pareja.

Los antecedentes

Por el encubrimiento del crimen de Paulina fueron condenados en febrero de este año 4 ex funcionarios del gobierno de José Alperovich: el ex secretario de Seguridad Ciudadana, Eduardo Di Lella -6 años de prisión-; el ex jefe de Policía, Hugo Sánchez -6 años de prisión-; el ex subjefe de la fuerza, Nicolás Barrera -5 años y 6 meses de prisión- y el ex subjefe de la Regional Norte, Héctor Rubén Brito -5 años de prisión; a ellos se sumó el policía retirado Hugo Waldino Rodríguez - tres años de prisión condicional-.

En 2013 habían sido condenados también por encubrimiento agravado los policías que intervinieron en el hallazgo del cuerpo de Paulina: el comisario Enrique García (jefe del destacamento de Raco) -condenado a cinco años de prisión-, el oficial Manuel Yapura -cuatro años de prisión- y Roberto Lencina –dos años de cárcel-, por haber sido encontrados culpables de haber falsificado las actas del procedimiento.

Nuevas investigaciones

Por pedido del tribunal que condenó en febrero a los ex funcionarios alperovichistas, el fiscal Diego López Avila inició una nueva investigación en torno al caso que involucra por el momento a 12 personas, entre ex funcionarios, ex policías, barrabravas y amigos y conocidos de la víctima.

Por la “posible comisión o intervención en la privación ilegítima de la libertad seguida de muerte de Paulina Alejandra Lebbos”, están siendo investigados Sergio Kaleñuk, el hijo del ex secretario privado de José Alperovich, Alberto Kaleñuk, quien ya había sido mencionado en la hipótesis de los “hijos del poder”; y la ex pareja de la víctima, César Soto.

Por la posible comisión del delito de encubrimiento están en la mira de la Justicia el comisario Francisco Picón, quien hasta este año fue el subjefe de policía de Juan Manzur; Rodolfo Maruf, exjefe de la brigada policial D2; el perito policial Fernando Vázquez Carranza; Virginia y Jimena Mercado, amigas de la víctima; Lilia Moyano, ex Jefa del Laboratorio de Toxicología de la Policía de Tucumán; Juan Pedro Cruzado, el remisero que llevó a Paulina en la noche de su muerte; Héctor Gustavo González, barra brava de Atlético Tucumán; el conocido empresario Rubén Urueña; y  Alejandro José Aramayo. La mayoría de ellos además fueron acusados por brindar falso testimonio durante la audiencia que culminó a principios de este año.

 

COMPARTIR:

Comentarios