Viernes 17 de Septiembre de 2021

29.1°

Despejado

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

29 DE OCTUBRE DíA MUNDIAL DEL ACCIDENTE CEREBROVASCULAR

29 de octubre de 2019

Alimentos que pueden reducir el riesgo de tener un derrame cerebral, según la ciencia

Este efecto protector del potasio sobre el riesgo de accidente cerebrovascular parece basarse en su capacidad para suprimir la formación de radicales libres protegiendo contra la disfunción endotelial.

Asimismo, también se ha demostrado que el potasio en el cuerpo puede inhibir la proliferación de células musculares lisas vasculares, causantes de los estrechamientos de las arterias.

Las verduras de hoja verde, las legumbres, los frutos secos y las frutas como el aguacate, el plátano o el kiwi son algunos alimentos ricos en potasio.

Espinacas, legumbres y otros alimentos ricos en potasio

Una dieta rica en potasio ha sido asociada con un menor riesgo de padecer derrames cerebrales.

En concreto una revisión de estudios centrados en la relación entre este mineral y los ataques cerebrales encontraba que un incremento de 1.000 miligramos de potasio al día reducía hasta en un 11% el riesgo de derrame cerebral, sobre todo isquémicos.

Arándanos y otros alimentos ricos en antioxidantes

Los alimentos ricos en antioxidantes son altamente recomendados frente a riesgo de derrames cerebrales ya que puede ayudar a reducir la inflamación, la acumulación de placas en las arterias y contribuyen a ensanchar  los vasos sanguíneos.

Algunos alimentos ricos en antioxidantes son los cítricos, el ajo, el aceite de oliva o los frutos del bosque.

De manera más específica, un estudio publicado en 2019 determinaba que el consumo de 200 gramos de arándanos al día podría mejorar  función de los vasos sanguíneos y disminuir la presión arterial sistólica.

Esto parece deberse a su contenido en antocianinas, que además mejoran la función de las células endoteliales en el cuerpo. Estas células recubren la superficie interna de los vasos sanguíneos y ayudan con el flujo de la sangre y la regulación de la presión arterial.

Arándanos y otros alimentos ricos en antioxidantes

Los alimentos ricos en antioxidantes son altamente recomendados frente a riesgo de derrames cerebrales ya que puede ayudar a reducir la inflamación, la acumulación de placas en las arterias y contribuyen a ensanchar  los vasos sanguíneos.

Algunos alimentos ricos en antioxidantes son los cítricos, el ajo, el aceite de oliva o los frutos del bosque.

De manera más específica, un estudio publicado en 2019 determinaba que el consumo de 200 gramos de arándanos al día podría mejorar  función de los vasos sanguíneos y disminuir la presión arterial sistólica.

Esto parece deberse a su contenido en antocianinas, que además mejoran la función de las células endoteliales en el cuerpo. Estas células recubren la superficie interna de los vasos sanguíneos y ayudan con el flujo de la sangre y la regulación de la presión arterial.

Avena y otros alimentos que reducen el colesterol malo

Como recoge el Instituto Nacional de Desórdenes Neurológicos y Derrames ( NIH) de Estados Unidos, el colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL) , es decir "el colesterol malo" en exceso "puede hacer que el colesterol se acumule en los vasos sanguíneos, lo que lleva a la aterosclerosis". Esta a su vez "es la causa principal del estrechamiento de los vasos sanguíneos, lo que lleva a ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares."

La avena es uno de los alimentos que ayuda a controlar este tipo de colesterol.  En general los alimentos ricos en fibra, así como las grasas saludables que pueden encontrarse en el pescado o el aguacate son otros productos con los que ayudar a nuestro cuerpo a reducir los niveles de colesterol malo en sangre.

El 29 de octubre se conmemora el Día Mundial del Accidente Cerebrovascular (ACV) para promover la toma de conciencia sobre esta enfermedad.

Según la Fundación Favaloro, en Argentina se producen anualmente más de 100 mil accidentes cerebrovasculares, por lo que conocer los síntomas y saber cómo prevenirlos son las herramientas más eficaces.

El ACV se produce cuando un vaso sanguíneo del cerebro se rompe o se bloquea por un coágulo de sangre, lo cual produce una serie de síntomas.

El doctor López Rosetti cuenta en un breve video cuáles son estos síntomas y qué pruebas realizar para confirmar que la persona esta transitando esta enfermedad.

Los más destacados por el doctor son: sentir que se duerme la mitad de la cara, la pérdida de fuerza y sensación de hormigueo o, incluso, la pérdida espontánea de la vista.

Si bien cualquier persona puede sufrir un accidente cerebrovascular, también es fundamental tomar la mayor cantidad de prevenciones.

Entre las más importantes se encuentran: conocer la presión arterial, no fumar, hacerse chequeos cardiovasculares para conocer si existen arritmias, controlar el colesterol, hacer ejercicio regularmente y consumir alimentos bajos en sodio y grasas.

Una vez que la persona sufre el ACV, la clave está en acudir lo más rápido posible a un hospital para iniciar un tratamiento que puede variar según el tipo de ataque cerebral, la edad y el estado de salud.

Hay que recordar que las tres primeras horas son las más importantes para disminuir las secuelas que se podrán revertir con tareas constantes de recuperación.

Un último dato importante es saber diferenciar un ACV de un AIT (Ataque isquémico transitorio). Para eso el doctor López Rosetti también realizó un video explicativo.

 

 

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios