MEDIOS

12 de octubre de 2019

Lejos de la fama, Twiggy lloró en TV al hablar de sus hijos

La artista participó de ¿Quién quiere ser millonario?, el ciclo conducido por Santiago del Moro con sus pequeños acompañándola desde la tribuna.

La carrera de Sandra Mariela Vázquez, más conocida como Twiggy, comenzó a los 18 años. Alcanzó la fama rápidamente y fue furor en los ’90 con canciones como “Necesito un amigo”, “No está” y “Bajo la luz de la luna”. Con su música, recorrió toda Sudamérica.

Un día no se supo más de ella y reapareció este viernes como concursante de "Quién quiere ser millonario", y contó un poco de qué se trató ese impasse en su carrera y en su vida.

"La verdad es que pasaron muchas cosas. Fue una cuestión de industria, y también personal. Decidí irme a vivir al sur, y tuve dos hijos maravillosos. Fueron búsquedas personales, necesidades. Mis dos bombones me hicieron encaminar mi vida. Me ayudaron a enfocarme y a tener ganas de componer, a estar en bandas musicales de allá. Pero no tenía la exposición en los medios que tenía".

Luego, vino la separación del padre de los chicos y Twiggy se dedicó 100% a criar a sus hijos.

"Es mucha lucha cuando una está sola. El papá ayuda económicamente, pero yo soy la que está todos los días con ellos, la que los lleva al médico. Donde sea que esté voy, esa es la educación que me dieron mis padres. Tuve muchas situaciones de vida, ahora estoy saliendo de la tormenta. Estuve muy triste. Mi mamá se enfermó mucho, y le está poniendo mucha garra, y eso me pone mal".

Hoy, se la rebusca para volver a los escenarios pero de manera independiente. "La vida me cambió por completo, lo primero son ellos, no quiero que pasen necesidad de nada. Mi prioridad es la felicidad de mis hijos. Todos los días les digo que los amo, que son la luz de mi vida, que estoy orgullosa de ellos y que siempre van a contar conmigo", contó entre lágrimas.

Al ser consultada sobre qué haría con los 300 mil que ganó en el programa, Twiggy dijo: "Tengo muchas cosas por hacer en casa, por ejemplo, la cocina de mi casa no tiene paredes. Antes era una galería y gracias a un cerramiento ahora es cocina. Pero en invierno la pasamos pésimo, ahora falta poner la pared, sería una maravilla poder hacerlo para ellos. Hoy mi vida son mis hijos", dijo.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios