ELECCIONES 2019

7 de octubre de 2019

Macri le besó el pie a una señora de 72 años y la llamo su “Cenicienta”

Una escena insólita ocurrió en Tucumán entre el presidente Mauricio Macri y una señora que cumplía 72 años. Fue en la marcha del "Sí, se puede".

yujyuj

"Hoy es el cumpleaños de Manuela, le vamos a cantar todos el cumpleaños".

Mauricio Macri promediaba su discurso en Tucumán cuando dijo esas palabras y subió al escenario a una señora del público, precisamente Manuela, quien cumplía 72 años.

Mientras el Presidente cantaba el cumpleaños, la señora —bajita, pañuelo amarillo en el cuello— fue llevada desde la tribuna baja hasta el escenario. "¡Aplauso para Manuela!", dijo un Macri exultante cuando ella ya estaba a su lado.

Sorpresivamente ella respondió: "¡Perdí el zapato!". Y Macri, a la vez: "¡La Cenicienta, la Cenicienta Manuela! ¿A dónde está el príncipe?".

Manuela: "¡Te amo, te amo, sos la Patria!".

Entonces Macri fue y le dio un beso en el pie sin zapato y le dijo: "Encontré mi cenicienta, ahora tengo hechicera y cenicienta".

Manuela concluyó; "Te quiero mucho, salvá a la Patria. Tengo mi hermano combatiente de Malvinas. Te ama mi hermano. Sí se puede".

Jubilada, experta en empanadas para fiscales

Manuela Ledesma nació el 7 de octubre de 1947 a las 9 de la mañana. "Un lunes, como hoy, mire qué casualidad", dice ella.

"Hoy a la mañana me levanté, agradecí a Dios porque soy muy católica, y le pedí que David que lo volteé a Goliat. Yo no quiero a Goliat en el Gobierno", definió la mujer a La Gaceta.

La "Cenicienta" de Macri se jubiló hace poco, después de 52 años de trabajo. Primero estuvo en la Cerámica Matas, en la avenida Belgrano, donde su papá era capataz. "Yo conozco lo que es la pobreza y el trabajo. Cuando cerró la fábrica fui a trabajar a la Municipalidad, en la Dirección de Deportes, hasta que me jubilé. 52 Años de trabajo", repite.

Manuela asegura que no es de ningún partido político, pero que, de alguna manera, participa de la vida política. "Cada vez que hay elecciones, con mi familia hacemos empanadas y les llevamos a los fiscales de mesa. Pregúntele a cualquiera en Villa Luján", desafía.

Asegura que no suele ir a muchos actos partidarios, pero que esta vez tuvo el impulso y la necesidad de hacerlo. "Quiero que Macri esté cuatro años más, hace falta para la Patria, por mis nietos... yo no, yo ya estoy de vuelta", dice.

Manuela va a recordar el momento en que subió al escenario (y en el que un presidente le besó los pies) con una alegría inmensa. "Fue algo espontáneo, alguien le dijo que yo cumplía años y me subieron. Estoy contenta y me hizo bien, porque venía con una tristeza muy grande", finalizó.

 

 

Fuente: La Gaceta

COMPARTIR:

Comentarios