Martes 22 de Junio de 2021

16.6°

Nublado

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

INFORME

19 de septiembre de 2019

ONU: a nivel mundial cada 11 segundos un nacimiento acaba en tragedia

La cifra muestra una disminución en las muertes durante el parto.

En dos informes publicados este jueves por agencias de las Naciones Unidas (ONU) revelan que por cada minuto cinco nacimientos terminan en fatalidad, ya sea para la madre o el bebé. Aunque el número pueda parecer elevado, el registro ha disminuido considerablemente con respecto a años anteriores. No obstante, los avances han sido de manera desigual.

Según consignó la agencia Noticias Argentinas, las investigaciones fueron realizadas por el departamento de salud (OMS) e infancia (Unicef) de la ONU. La reducción de los números de la fatalidad durante el parto han sido fruto del acceso a un mejor servicio hospitalario, de acuerdo a los informes. En este contexto, el jefe de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, destacó en un comunicado el progreso reportado.

“En los países que suministran a todo el mundo servicios de salud seguros, económicos y de calidad, las mujeres y los niños sobreviven y se desarrollan”, declaró el funcionario. Asimismo, las cifras dan cuenta de la disminución de muertes de niños menores de cinco años. Esta se redujo casi a la mitad. En 2018 fueron reportado 5,3 millones (nivel mundial) fallecimientos durante este período de vida.

De ese número en general, casi la mitad de estas muertes ocurrieron durante el primer mes de vida. En términos concretos esto representa unos 7.000 recién nacidos por día. Igualmente, el registro de la mortalidad materna, ya sea por complicaciones durante el parto o embarazo, bajó considerablemente en los últimos 17 años. En el 2000 hubo 451.000, a diferencia de 2017, año que reportó 295.000 mujeres fallecidas debido a estas consecuencias.

Por su parte, la jefa de Unicef, Henrietta Fore, lamentó que estas fatalidades continúen ocurriendo. “En el mundo, los nacimientos son motivo de alegría. Pero, cada 11 segundos, un nacimiento es una tragedia familiar”, expresó. “Un par de manos cualificadas que ayuden a las madres y a los recién nacidos en el momento del parto, con agua limpia, una nutrición adecuada, medicinas y vacunas básicas, pueden hacer la diferencia entre la vida y la muerte”, agregó.

Los informes demuestran que al menos 2,8 millones de muertes de madres y bebes podrían ser evitados si los cuidados correctos son proporcionados durante el parto o embarazo. Del mismo modo, la investigación de la OMS y Unicef demuestra que las desigualdades en el mundo siguen siendo las principales causas de estas tragedias. En países africanos el acceso a los servicios de salud complica que los índices de la mortalidad materna bajen.

En estas regiones la cifra es casi 50 veces más elevada que en los países con mejores condiciones sociales, de la misma forma que es 10 veces más elevada la tasa de bebés con probabilidades de morir. Por otra parte, en naciones que atraviesan por conflictos, guerras y crisis, como Siria y Venezuela, estos índices siguen en aumento en el período analizado entre 2000 y 2017.

COMPARTIR:

Comentarios