Viernes 25 de Junio de 2021

7.8°

Despejado

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

ECONOMIA

17 de septiembre de 2019

La empresa propuso un bono de $20.000 a los trabajadores para recomponer salarios.

Es que la devaluación pauperizó la capacidad adquisitiva de los empleados de la planta y tras varias gestiones de las Comisiones Internas, con el respaldo del STIA, lograron que la empresa se siente a negociar.

Los trabajadores junto al gremio comenzaron las negociaciones porque señalan que la multinacional es una de las principales formadoras de precios del rubro Bebidas y Alimentos, y cuenta con la capacidad financiera para afrontar el pago.

En la planta de Unilever de Pilar trabajan 600 operarios que fabrican la mayonesa y el ketchup de Hellmanns, además de otros productos alimenticios de la marca Knorr como sopa, caldos, puré deshidratado y fécula de maíz.

El Delegado de la Comisión Interna de planta, Pablo Busch, declaró al periódico BAE Negocios que "como consecuencia de la devaluación post PASO, Unilever fue la primera empresa que retuvo las ventas en todo el país por casi 72 horas porque dijo que no tenía un dólar de referencia. Cuando las reanudó, aumentó los productos un 25%. Nosotros planteamos que nuestros salarios tampoco tenían dólar de referencia".

La decisión de aceptar la oferta de Unilever fue tomada por los trabajadores en asamblea, quienes con anterioridad, habían rechazado una primera propuesta de $10.000.

COMPARTIR:

Comentarios