Luego de dos días de acampe, los movimientos sociales, encabezados por el Polo Obrero y Barrios de pie, dejaron libre la avenida 9 de Julio y Belgrano, frente al Ministerio de Desarrollo Social, donde reclamaron por la ley de emergencia alimentaria que ayer logró media sanción en el Congreso.

Durante la protesta, el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), el Frente Popular MTD Darío Santillán, la Corriente Nacional Aníbal Verón y la Federación de Organizaciones de Base FOB, instalaron ollas populares en Plaza de Mayo para pedir subas en las asignaciones que cobran sus seguidores y creación de nuevos puestos laborales.

El miércoles un grupo de esos manifestantes se enfrentó con la Policía de la Ciudad cuando quiso cortar el tránsito sobre la traza del Metrobús. Voceros del Ministerio de Seguridad de la Ciudad informaron que a raíz de los incidentes una persona fue detenida y dos efectivos policiales resultaron heridos.

Integrantes de estas organizaciones tuvieron una reunión con las autoridades de Desarrollo Social, y tras tener "avances parciales" en esas negociaciones, resolvieron levantar la protesta en la plaza.

En tanto que algunos manifestantes deslizaron la posibilidad de volver a acampar la semana que viene durante tres días.

"El reclamo de aumento de las partidas de alimentos no tiene porcentajes concretos y no se garantizan los productos esenciales para merenderos y comedores. La oferta de aumento en el monto de los programas no alcanza a cubrir ni siquiera la inflación de los últimos meses. Le pedimos a la ministra [de Desarrollo Social, Carolina Stanley] que convoque a una reunión antes que anunciemos nuevas medidas", dijo el referente del Polo Obrero, Eduardo Belliboni.

"No vamos a dejar pisotear nuestra dignidad y vamos a seguir saliendo a la calle pese a quien le pese, porque es un derecho de peticionar a las autoridades", dijo la dirigente de Barrios de Pie Libres, Silvia Saravia.

Compartir

Comentarios