Especialistas descubrieron un dinosaurio volador, que habitó la Tierra, hace 77 millones de años.

Esta semana se descubrió una nueva especie de dinosaurio: fue bautizado como "Cryodrakon boreas", o "Dragón congelado del norte".

No se parece, en realidad, a los dragones que se ven en las series. Según publica Infobae.com, es similar a una cigüeña reptiliana del tamaño de una jirafa.

Según un estudio publicado en la revista Journal of Vertebrate Paleontology, podían llegar a medir cuatro metros de altura, y alcanzar una envergadura de hasta nueve metros. No tenía aparato para masticar, por lo que probablemente comía cualquier alimento lo suficientemente pequeño para bajar por su esófago, incluyendo lagartos, mamíferos y crías de dinosaurio.

El Cryodrakon tenía proporciones asimétricas, con un cuello largo, alas enormes, y una cabeza 3.5 veces más larga que su cuerpo.

El esqueleto con el que trabajaron los investigadores incluía partes de las alas, las piernas, el cuello y las costillas del animal.

Compartir

Comentarios