Es la cifra más elevada desde marzo pasado.

La inflación se disparó al 4% en agosto tras la fuerte devaluación del peso post PASO, con un incremento de 4,5% en el rubro "Alimentos y Bebidas", según informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

De esta manera, el IPC acumuló en los primeros ocho meses del año un 30% (el Poder Ejecutivo proyectaba 23% para todo 2019), mientras que en los últimos 12 meses alcanzó el 54,5%.

La inflación venía desacelerándose en los últimos meses: había marcado 2,2% en julio, la marca más baja del año.

"La inflación de agosto, que promediará el 4,2%, fue muy alta si tenemos en cuenta que casi todo ese aumento se concentró en la segunda quincena del mes y especialmente en alimentos y bebidas", dijo a Télam la economista Victoria Giarrizo, de la consultora Elypsis

Compartir

Comentarios