La CGT también se sumó al reclamo y exigió al Gobierno que atienda la situación social que atraviesan los ciudadanos sumergidos en la pobreza e indigencia

En una audiencia en el Congreso con referentes de organizaciones sociales, diputados nacionales de casi todos los sectores de la oposición le reclamaron durante esta jornada al Gobierno que declare por decreto la emergencia alimentaria, y advirtieron que en caso contrario convocarán para la semana que viene a una sesión especial para intentar aprobar un proyecto de ley en ese sentido.

"Vamos a trabajar para que, si el Gobierno no toma medidas, la semana que viene realizar una sesión especial", expresó el jefe del bloque del Movimiento Evita, Leonardo Grosso, quien informó que la idea es unificar este mismo miércoles los cinco proyectos vigentes sobre emergencia alimentaria.

El jefe de la CTEP, Juan Grabois, alertó que se trata de "un problema humanitario" y que por eso el presidente Mauricio Macri "tiene que sacar" la emergencia alimentaria por decreto "hoy".

"Sería mejor que el presidente lo saque por decreto. Si tiene tiempo para firmar decretos para importar basura, quitándole el trabajo a cartoneros, entonces que firme un decreto para la emergencia alimentaria porque el hambre no puede esperar", completó.

El líder del Frente Patria Grande, espacio político aliado al kirchnerismo que integra el Frente de Todos, afirmó que se "ha triplicado y cuadruplicado" la cantidad de personas, "especialmente jubilados" que asisten a los comedores y merenderos comunitarios.}

En este marco de mayor demanda, lamentó que las organizaciones sociales estén recibiendo "mercadería cada vez más escasa" por parte del Ministerio de Desarrollo Social, y denunció que "desde las elecciones no llega la leche".

En este sentido, Grabois insistió en que se destine un monto mínimo de 50 pesos por persona para cubrir las raciones alimentarias y se refuercen las partidas "en esa proporción".

 

La CGT se sumó al reclamo

 

La CGT se sumó al reclamo para que se declare la "emergencia alimentaria" y le exigió al Gobierno que atienda "la grave situación social que atraviesan los ciudadanos sumergidos en la pobreza e indigencia" como consecuencia de "la inflación y la devaluación de la moneda local".

De esta forma, la central obrera se acopló al pedido que había iniciado el candidato presidencial de Consenso Federal, Roberto Lavagna, y que luego contó con el respaldo de organizaciones sociales como Barrios de Pie y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), y por último de la Comisión Episcopal de la Pastoral Social Argentina y los intendentes peronistas del conurbano bonaerense.

"La Confederación General del Trabajo (CGT) solicita urgente atención a la grave situación social que atraviesan los ciudadanos de nuestro país sumergidos en la pobreza e indigencia", aseguró la central en el inicio del comunicado dirigido al presidente Mauricio Macri y firmado por sus dos secretarios generales, Héctor Daer y Carlos Acuña.

Al respecto, la CGT señaló que la "caída de los ingresos" de trabajadores, jubilados y beneficiarios de planes sociales a raíz de la inflación y la devaluación del dólar "registran en la actualidad una pérdida sin demasiados antecedentes en nuestra historia reciente".

Por eso, la central obrera planteó que "es obligación primaria, indelegable y constitutiva de todo Estado, el garantizar la alimentación y nutrición adecuadas a toda la población", por lo cual pidió al Gobierno tomar "medidas urgentes y extraordinarias" .

"Como no escapará a su elevado criterio, la crisis económica que ha estallado en las últimas semanas no ha hecho más que agudizar la grave situación social que venimos padeciendo.

Reclamamos la urgente declaración de la emergencia alimentaria y nutricional", agregó la dirigencia gremial en el escrito.

 

Slogan de campaña

 

Por su parte, el secretario de Cultura, Pablo Avelluto, cuestionó los reclamos para que el Gobierno declare la emergencia alimentaria y consideró que parece "un slogan de campaña".

"No voy a negar que hay gente que la está pasando muy mal y me constan los esfuerzos que se hacen desde el Ministerio de Desarrollo Social para aliviar esa situación. Quiero que alguien me diga exactamente qué quiere decir técnicamente y prácticamente la emergencia alimentaria, porque parece que en la Argentina medio país se estuviera muriendo de hambre y eso es mentira", sostuvo el funcionario nacional.

Y agregó: "La situación por la cual sectores de la Iglesia y los movimientos sociales dicen `hay que declarar la emergencia alimentaria`... ¿qué quiere decir? ¿Que hay que repartirle comida a los movimientos sociales? que hay que darle más plata a (el líder de la CTEP) Juan Grabois? ¿Que hay que establecer la reforma agraria? Parece más un slogan de campaña".

El dirigente del PRO remarcó que le "parece un fracaso no sólo de este Gobierno, sino de la Argentina que haya uno de cada tres argentinos bajo la línea de pobreza".

Sin embargo, afirmó que "situación de pobreza no significa que hay hambre" y señaló que se trata de una problemática "estructural" que arrastra la Argentina desde hace varias décadas.

"Es uno de los factores más angustiantes, pero el Gobierno está haciendo esfuerzos por aliviar la situación de los más vulnerables", destacó Avelluto, quien se quejó de que el presidente Mauricio Macri "sea percibido como insensible porque no hace una declaración sobre la emergencia alimentaria".

En ese sentido, el secretario de Cultura pidió "correr los componentes de campaña y ponerse a trabajar todos para ver cómo se resuelve el hambre de los argentinos que la están pasando mal".

Compartir

Comentarios