En un día atípico por el feriado en EEUU, la posición de diciembre de estos contratos entre privados a término cotizó unos minutos antes del cierre de la rueda a $70, con una caída de más de 15% con respecto al viernes

Esta mañana, y luego de las medidas que tomaron ayer el gobierno y el Banco Central para contener el dólar –control de cambios para empresa y particulares– la divisa de EEUU cotizaba a $65 por unidad en algunos homebanking. La apertura fue a $63 en el Banco Nación y una hora más tarde ya había bajado $6 (-6,6%), a $57. El cierre oficial del viernes pasado había sido de $61.

Pasado el mediodía, el promedio de entidades que publicó el BCRA indicaba $60,05 y el mayorista, $56. Pero una de las "sorpresas", alivio para el mercado según los operadores –una señal en medio de la tormenta, pasara otros– llegó por el lado de la cotización del dólar futuro.

 Los precios en baja son una buena señal, pero hay que esperar a mañana, con un mercado más puro (Ponte)

El dólar futuro está compuesto por contratos entre privados que marcan una referencia y se negocian a término. Basados en una estimación de lo que será la tasa de cambio, las partes acuerdan comprar o vender a esos valores en un determinado tiempo: uno de ellos deberá hacerse cargo de pagar la diferencia con la cotización real. Eso no quiere decir que en diciembre, por caso, el dólar estará a ese precio establecido.

A media hora del cierre, la posición a diciembre, cotizaba a unos $70, con una caída de más de 15% con respecto al cierre del viernes. La de octubre, en tanto, tenía también una baja de más de 15%, en torno  de los $60,8.

"Por el feriado en EEUU y las medidas locales, hoy no es un día del todo normal. La caída en futuros está daba por una baja en el spot, que cayó un par de pesos con unos USD 20 millones operados. A futuro, antes del cierre, se operaron USD 145 millones, que es una cifra alta para un día sin actividad en EEUU,  y la cotización caen un 10% las cortas y un 11% las bajas", destacó Andrés Ponte, presidente de Matba-Rofex, el principal mercado de futuros del país, tanto granos como monedas (se fusionaron en agosto pasado)

"Los precios en baja son una buena señal, pero hay que esperar a mañana, con un mercado más puro", dijo Ponte.

"Las medidas despejaron el camino: mucha demanda de empresas e individuos de alto patrimonio desapareció. Los exportadores están obligados a liquidar y eso impacta. Un mercado desbalanciado con muchos compradores y pocos vendedores, ahora está más parejo. El dólar oficial estará tranquilo y en futuros, está bajando $5 la posición más cercana, la de septiembre, y las más largas también. Noviembre opera a $70,5 con una baja de 7 pesos", detalló Christian Gardel, economista y trader de monedas.

"Las expectativas sobre el dólar oficial se diluyen y parece haber presión alcista. Con esta dinámica, lo dice el Gobierno, que va a llegar tranquilo a diciembre, es lo que se lee ahora en el mercado. Dependerá de las regulaciones para los que compran USD 10.000 por mes: si tienen que justificar ingresos para comprar estará todo muy tranquilo", expresó.

"La primera reaccion es positiva por la liquidación que tendrá que hacer los exportadores. Igual, el primer test importante será mañana. Hay que mirar la dinámica de los depósitos", explico el analista Gustavo Ber, de Estudio Ber.

Una de las medidas del Banco Central de ayer fue obligar a las empresas a ingresar dentro de los próximos cinco días todas las exportaciones no liquidadas hasta ahora. La cifra sumaría alrededor de USD 10.000 millones, según estimaciones que ayer circulaba entre las cerealeras, aunque también hay que sumar ventas de frigoríficos y otros sectores relevantes. Eso impactará en el mercado de cambios y también, claro, en el de futuros de dólar.

Compartir

Comentarios