ELECCIONES ARGENTINAS - PASO 2019

12 de agosto de 2019

Crónica de una dura derrota: datos demorados, malhumor oficial y euforia en el kirchnerismo

El Presidente reconoció el triunfo de Alberto Fernández antes de que desde el Centro de Cómputos comenzara a difundir datos oficiales

El presidente Mauricio Macri sufrió este domingo una contundente derrota ante el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, que logró sacar una diferencia de 15 puntos y alcanzó el 47 por ciento de los votos.

El precandidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, aseguró que a partir de esta elección los argentinos empiezan a "construir otra historia".

"Estoy seguro que hoy los argentinos empezamos a construir otra historia. Les quiero agradecer a cada uno de los argentinos que nos dieron el voto. Es un testimonio de su confianza", señaló al tomar la palabra en el bunker del Frente de Todos. Y agregó: "Se dieron cuenta que nosotros éramos el cambio y no ellos".

El candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, sostuvo que su espacio "estaba seguro que Argentina necesita terminar con este tiempo y construir otra historia".

Fernández, expresó que en caso de ganar las elecciones de octubre "Argentina va a tener un gobierno donde gobiernen 24 gobernadores con un presidente", porque el país debe ser "integrado y no segregado".

Al agradecer el apoyo de los gobernadores peronistas, Fernández sostuvo que tanto los mandatarios "como sus pueblos entendieron que en Argentina vamos a construir un país distinto, donde el sistema federal funcione".

En la misma línea, Cristina Kirchner celebró los resultados y destacó que a partir de ahora "comienza una nueva etapa".

Antes de que se conozcan oficialmente los primeros datos oficiales que debe enviar el Centro de Cómputos, el presidente Mauricio Macri reconoció este domingo la derrota ante el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández,  e invitó a "ir dormir" a sus militantes.

Con el 87,53% de las mesas escrutadas, el candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, obtiene el 47,32 % de los votos por sobre el 32,28% de Mauricio Macri, de Juntos por el Cambio, y el 8,35% de Roberto Lavagna, de Consenso Federal, en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO).

Por detrás se ubican el Frente de Izquierda Unidad que lleva Nicolás Del Caño, con el 2,88 % y el Frente NOS, del Juan José Gómez Centurión, con el 2,63 % de los sufragios, según informó la Dirección Nacional Electoral.

En el caso de partido Unite, que lleva a José Luis Espert como canditato a presidente, alcanzó el 2,22% de los votos escrutados.

Quienes quedaron debajo del 1,5% necesario para ingresar a las elecciones generales del 17 de octubre próximo, fueron el Movimiento al Socialismo (MAS), que encabeza la dirigente feminista Manuela Castañeira, con el 0,71% de los sufragios, seguida del nacionalista Frente Patriota, que propone a Alejandro Biondini como presidente, que cosecha el 0,24 % de los votos.

Por último, el Partido Autonomista, del ex gobernador de Corrientes José "Pocho" Romero Feris, obtiene el 0,11%, y el Movimiento de Acción Vecinal, con Raúl Albarracín como candidato, el 0,15 % de los votos escrutados.

El resultado rompió no solo con lo que anticipaban las encuestas, sino también con los pronósticos del Gobierno y del  Frente de Todos, al dejar ubicado a Fernández con un porcentaje

de votos que, de repetirse en octubre, le daría el triunfo en primera vuelta.

Macri admitió que Juntos por el Cambio hizo "una mala elección", por lo que destacó que se ven obligados a a redoblar los esfuerzos para que en octubre logremos los apoyos que se necesitan para continuar con el cambio.

"Quiero  felicitar a todos los argentinos porque tuvimos otra jornada de fiesta en la Argentina, todo el mundo salió a votar en paz, en armonía. Reconocemos que hemos tenido una mala elección y eso nos obliga a partir de mañana a redoblar los esfuerzos para que en octubre logremos los apoyos que se necesitan para continuar con el cambio".

"Duele que hoy no hayamos todo el apoyo que esperábamos", admitió Macri en un breve discurso que brindó el comando de campaña de Juntos por el Cambio en Costa Salguero, junto ar su compañero de fórmula, Miguel Pichetto, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal y el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta.

"Les pido que trabajemos juntos para la elección de octubre, donde quizás se definan los próximos 30 años. Somos gentes que creemos en la democracia. El nivel de dificultades que hemos tenido estos últimos años ha llevado a que haya muchas dudas, mucha angustia", remarcó el jefe de Estado.

No obstante, Macri afirmó: "Estoy acá para ayudarlos, creo en cada uno de ustedes, creo en lo que podemos hacer".

"Es muy importante que todos sigamos dialogando en este país y le expliquemos al mundo qué es lo que queremos. Si no tenemos un mensaje claro va a ser difícil que construyamos ese país que queremos", dijo.

Al referirse a la situación en la provincia de Buenos Aires, donde Vidal perdía ante el postulante del Frente de Todos, Axel Kicillof, el presidente expresó su apoyo a la mandataria provincial.

"Espero que en octubre los bonaerenses no se la pierdan", enfatizó.

Posteriormente, al brindar una conferencia de prensa, el Presidente afirmó que la diferencia por la que el oficialismo fue derrotado en las elecciones primarias PASO fue de "más de diez puntos", y declaró que "es responsabillidad de todos" y que desde mañana se pondrán a trabajar para las generales de octubre.

Desde la oposición ya palpitaban un holgado resultado, aunque fueron muy cautos a la hora de dar números. El propio Fernández dijo horas antes de que Macri reconozca la derrota que que "dos terceras partes de la Argentina le dieron la espalda a este gobierno".

"Hoy es una prueba de clasificación y quedamos cómodos para salir primeros", afirmó Fernández al salir de su casa del barrio porteño de Puerto Madero para dirigirse al búnker del Frente de Todos en Chacarita.

Además, el compañero de fórmula de Cristina Kirchner relativizó las declaraciones del jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien dijo que las PASO son "un resultado preliminar" y que confiaba en las posibilidades de Mauricio Macri en octubre.

Mientras tanto, la ex presidenta destacó que desde el Frente de Todos son "absolutamente conscientes del difícil momento que está atravesando el país".

"Y sobre todo la difícil situación de millones de argentinos, que no tienen trabajo, que no pueden llegar a fin de mes. Lo hemos charlado con tantos y con tantas durante tanto tiempo, que sabemos de qué se trata", afirmó.

A través de un video grabado desde Río Gallegos, difundido en el búnker del Frente de Todos, Cristina Kirchner destacó la necesidad de "llegar a todos y todas, y darles la tranquilidad absoluta en cuanto a la responsabilidad con que afrontaremos esta nueva etapa, que esperamos sea de encuentro entre todos los argentinos".

"Muchos argentinos comprenden y apoyan finalmente que las cosas deben cambiar en la Argentina", remarcó.

 

Polarización total: Macri y Alberto F. suman cerca de un 80% de votos

 

Las elecciones PASO ratificaron la polarización total insinuada en los sondeos previos. Entre Juntos por el Cambio, con la fórmula Mauricio Macri y Miguel Pichetti, y el Frente de Todos, con el binomio Alberto Fernández-Cristina Kirchner, suman cerca del 80% de los votos, por lo que los comicios generales de octubre prometen ser un mano a mano, descartándose un potencial escenario de balotaje.

El resto de las otras fuerzas políticas (Lavagna-Urtubey, Espert-Rosales, Del Caño-Del Plá), no llegaron a los dos dígitos.

Esta alta polarización constituye una de las claves de 2019. Hace cuatro años el candidato Sergio Massa la limitó en primera vuelta ya que mantuvo un caudal alto: 22,4 por ciento. Macri- Daniel Scioli capturaron en esa ocasión el 72% de los votos.

En este caso, el Frente de Todos y el macrismo llegan en condiciones distintas a las de entonces. Macri mantiene su alianza originaria pero no sumó a ningún aliado más.

Por el contrario, el espacio justicialista se unió alrededor de la fórmula "Fernández-Fernández" y cuenta con la mayoría de los gobernadores (en ejercicio, revalidados, o recién electos), casi toda la dirigencia sindical y el sector que conduce Sergio Massa.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios