Lo confirmó el Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra (CNEOS) de la NASA.

Tal como informó el Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra (CNEOS) de la NASA, el asteroide 2010 PK9 considerado “potencialmente peligroso” se acercará a nuestro planeta el próximo 26 de julio al mediodía, hora de Argentina. La roca tiene un tamaño superior al de dos estadios de fútbol y se monitorea de manera permanente ya que cualquier cambio en su trayecto podría ser “alarmante”.

El informe oficial de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) de los Estados Unidos da cuenta de un asteroide viajando por el espacio con dirección a la Tierra a una distancia menor. Con un tamaño de 260 metros de diámetro, lo que equivale a más de dos estadios de fútbol, el planetoide llamado 2010 PK9 se traslada a una velocidad de 40 mil kilómetros por hora.

Según las estimaciones, el asteroide se acercará a nuestro planeta el día 26 de julio próximo a las 12.04 horas de la Argentina, a 2,6 millones de kilómetros, es decir 18 veces la distancia que nos separa de la Luna, lo que en definiciones astronómicas, se considera cercano. En tanto, la distancia habitual de su recorrido se realiza a 7,4 millones de kilómetros y cualquier modificación podría considerarse alarmante.

La NASA calificó al asteroide como “potencialmente peligroso” y por ello, es monitoreado de forma permanente, en especial para registrar cualquier modificación en el recorrido calculado, ya que de reducir su diferencia respecto a la Tierra podría ser “alarmante”. Sin embargo, y con la trayectoria en curso normal, el 2010 PK9 no supone un gran peligro para la Tierra.

Igualmente, todos los asteroides y cometas que se mueven a menos de 50 millones de kilómetros de la Tierra son controlados por la comunidad científica, a fin de prever cualquier potencial peligro, ya que estos pueden cambiar su curso por la atracción gravitatoria de los planetas. De acuerdo a las precisiones de la Academia Internacional de Astronáutica (IAA), para que un asteroide represente un peligro real, su probabilidad de choque debe ser de uno en 250 o menos, mientras los que son monitoreados actualmente suelen tener una posibilidad en más de 50 mil o incluso una en 10 millones.

El asteroide en cuestión, se observó por primera vez el 5 de agosto de 2010 y según su historial, ha visitado con frecuencia las órbitas de Mercurio, Venus y la Tierra. La última vez que estuvo cerca de nuestro planeta fue el 3 de septiembre de 2018 y ya se anticipa que volvería cerca del 25 de agosto de 2022.

Pero las alarmas no pueden bajarse del todo ya que semanas atrás, la NASA confirmó que el asteroide FT3, de 55 mil millones de kilos, podría desviar su órbita e impactar contra la Tierra en el próximo mes de octubre. Tal como confirma la NASA, la posibilidad de colisión del asteroide se ubica en uno en 11 mil millones y se espera que el asteroide FT3 circule cerca de la Tierra el 2 de octubre del 2024, el 3 de octubre del 2025, y el 2 de octubre del 2029.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios