El Presidente encabezó la celebración oficial en la Casa de Tucumán. Habló sobre la dificultad de las transformaciones y la necesidad de no "volver atrás"

El presidente Mauricio Macri encabezó en la mañana de esta martes el acto central por el Día de la Independencia, en la Casa Histórica de Tucumán, junto a su compañero de fórmula, Miguel Ángel Pichetto, y al gobernador local, Juan Manzur.

"Acá le dijimos al mundo que éramos independientes", recordó que es su visita número once a esa provincia y consideró que el norte del país es "una parte fundamental de nuestra identidad".

"En este lugar nació la Argentina", agregó el mandatario, al encabezar en Tucumán los actos oficiales por el 203er. aniversario de la Independencia Nacional.

El Presidente planteó que quienes declararon la independencia "se jugaban su destino, el de su familia, el de sus seres queridos. Se jugaba el futuro de un país entero".

Enseguida, viró hacia una analogía con la actual situación de campaña electoral. "No crean que fue fácil. Nunca es fácil llevar adelante una transformación tan grande", afirmó.

Y evaluó: "Nos pasa a nosotros en nuestra vida personal, le pasa al país. Pero son transformaciones que necesitamos para crecer, para no quedarnos estancados".

"Ellos actuaron desde la convicción, tenían muy claro que valores quería defender. Ellos sabía que era el comienzo, sólo el comienzo, igual que nosotros", continuó.

"La Independencia era para siempre, la libertad era para siempre. No hay marcha atrás cuando se deciden valores. No hay vuelta atrás cuando el pueblo se decide ir en una dirección", sentenció.

 

"Se jugaba mucho"

 

Al encabezar el acto oficial por el 9 de Julio, Macri recordó a los próceres de 1816 y afirmó que "no eran tan distintos" a los argentinos de hoy, al hacer un llamado a "trabajar más allá de las diferencias para encarar los problemas de siempre y sin miedo".

"Hoy vemos esa época como muy lejana, también vemos como próceres inalcanzables a esos hombres y mujeres, como si fueran casi sobrenaturales, pero no éramos tan distintos", señaló el jefe de Estado.

En su discurso, acompañado por su compañero de fórmula, el peronista Miguel Ángel Pichetto, el mandatario nacional afirmó: "También eran personas con incertidumbre. ¿O piensan que era fácil tomar la decisión de separarse de España? Se jugaba mucho".

"Hoy estamos empezando a transitar nuestro tercer siglo de vida, pero más que nunca tenemos que aprender de los que estuvieron acá. Más que nunca tenemos que trabajar más allá de nuestras diferencias, encarando los problemas de siempre y sin miedo", enfatizó el Presidente.

Y agregó: "No había superhéroes en 1816, tampoco los hay hoy. Somos personas de carne y hueso que podemos unir nuestros entusiasmos y capacidades por este sueño. Depende de nosotros".

Compartir

Comentarios