El empresario usó un chiste "deportivo" para contestar a Sergio Palazzo, titular de La Bancaria, quien afirmó que su próximo objetivo serían las fintech

Marcos Galperín, CEO y fundador de Mercado Libre, salió al cruce de las declaraciones del titular del gremio bancarios, Sergio Palazzo, que tras cerrar el viernes la paritaria de los 110.000 trabajadores del sector con un 30% que evolucionará de acorde al índice de precios al consumidor, había afirmado que su próximo objetivo sería avanzar contra el unicornio.

El dirigente había asegurado que si bien está trabajando en el armado del kirchnerismo para las próximas elecciones presidenciales, tiene otro objetivo en mente: "Voy por Marcos Galperin, el dueño de Mercado Libre, aseguró Palazzo.

"Quiero que todos los trabajadores de las fintech se encuadren como trabajadores bancarios. Si están prestando servicios financieros, tienen que estar dentro de La Bancaria, y de nuestro convenio colectivo de trabajo", remarcó el dirigente.

Además, Palazzo aseguró que lo conseguirá "por las buenas o por las malas" y aseguró a Clarín: "Quiero ser el (Hugo) Moyano del sistema financiero. No quiero solo a los trabajadores de las fintech, también a los que trabajan en un supermercado o en una estación de servicio pero dando servicios financieros, ahora que el Banco Central habilitó esas operaciones".

De este modo, el dirigente sindical quiere ir por las "corresponsalías", es decir, comercios de diversos ramos (quioscos, farmacias, estaciones de servicio, etc.) que pueden ofrecer servicios financieros luego de que el BCRA habilitara esta modalidad.

Para Palazzo, esto es una tercerización de operaciones de carácter financiero que se están efectuando fuera de las compañías del sector y quiere que el sindicato particicipe. Y espera añadir a unos 6.500 empleados a su gremio.

Marcos Galperín respondió por Twitter al gremialista, aunque sin nombralo. El empresario ya se había referido al escenario laboral argentino, al que definió como "anticuado" en relación con el de Brasil o Uruguay.

"Acá, repasando la lista de nuevos amigos", indicó en su Twitter Galperín, quien señaló: "Pareciera que sólo falta la Cónmebol y están todo". Esto último, pareció una referencia a manchada reputación del órgano rector del fútbol sudamericano tras las dudas sobre la reciente Copa América. Una especie de crítica solapada sobre los sindicalistas argentinos.

 

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios