Domingo Amaya firmando su candidatura para encabezar la lista de Diputados nacionales de Juntos Somos el Cambio en Tucuman

La decisión de Mariano Campero de patear el tablero y presentar lista propia de precandidatos a diputados en las PASO del 11 de agosto generó una serie de acciones en Cambiemos - ahora Juntos por el Cambio- a nivel provincial.

Domingo Amaya, recibió una visita de peso para apuntalar su campaña, a días de la llegada a Tucumán del presidente Mauricio Macri para los festejos del 9 de Julio.

Francisco Quintana arribó este viernes a Tucumán para brindar su bendición a la precandidatura de Amaya y participar activamente del diseño de la campaña con miras al 11 de agosto. Quintana es vicepresidente 1° de la Legislatura porteña, secretario general del PRO y hombre fuerte de Marcos Peña: semanas atrás estuvo sentado en Casa Rosada en la mesa chica del jefe de Gabinete a la hora de sellar las listas a nivel nacional. Llegó acompañado de Santiago Hardie, hombre fuerte de la secretaría de Agroindustria, candidato a diputado bonaerense de fuerte perfil "provida".

Esta visita profundiza la estrategia del amayismo de mostrar aislado a Courel y Campero, tras mostrarse con otros referentes provinciales como Roberto Sánchez, mientras que Germán Alfaro desiste de mostrar sus cartas. Hasta el momento sólo el legislador José María Canelada, del riñón de Silvia Elías de Pérez, mostró su tímido respaldo a los yerbabuenenses.

Días atrás estaba prevista la llegada a Tucumán de Rogelio Frigerio y el flamante candidato a vicepresidente Miguel Ángel Pichetto, quienes venían a respaldar a Amaya y compartir con él actividades en Bella Vista y Famaillá, pero postergaron su visita y llevaron la campaña nacional a La Rioja. Se espera que en las próximas semanas arriben a respaldar a la "lista oficial" de la Casa Rosada, que aspira a quedarse con al menos 2 de las 5 bancas que renueva Tucumán en la cámara baja.

La presencia de Quintana va mucho más allá del café que compartió junto a Amaya, Cano y “Tito” Colombres Garmendia, cómo se ve en las fotos que compartieron en las redes sociales. El legislador porteño es un dirigente de mucho peso del PRO, confidente de Peña y uno de los nombres que asoma como posible reemplazante de Frigerio al frente del Ministerio de Interior en un hipotético segundo gobierno de Macri, donde en caso de imponerse esperan que Pichetto se encargue de la relación con los gobernadores.

Las listas que encabezan Amaya y Courel esperan todavía que la Justicia Federal dirima la exclusivida o no de la presencia de la fórmula Macri - Pichetto en las boletas: la lista del exintendente cuenta con la bendición de su jefe, el ministro Frigerio, mientras que los radicales buscan obtener en las urnas el lugar en la lista que les negó la rosca y el armado, que -denuncian- estuvo en manos del propio Amaya y José Cano.

El martes 9 de Julio el presidente arribará a Tucumán en horas de la mañana para encabezar los actos oficiales por el 203° aniversario de la Declaración de la Independencia. Su estadía en nuestra provincia será corta y no participará de más actividades oficiales (en otras ocasiones participó de actividades fuera de agenda oficial) por lo que los referentes de Juntos por el Cambio no dispondrán de mucho tiempo para tomarse una foto con el Presidente para presumir en las redes sociales.

Compartir

Comentarios