Sábado 27 de Noviembre de 2021

  • 21.1º

21.1°


LOCALES

27 de junio de 2019

Marcharon con antorchas para recordar a Kosteki y Santillán

Organizaciones sociales y partidos de izquierda conmemoraron con una movilización masiva el asesinato de los dos militantes sociales que fueron asesinados el 26 de junio de 2002 en las inmediaciones de la Estación Avellaneda, en el Gran Buenos Aires.

Ayer (miércoles), miles de militantes de movimientos sociales y partidos de izquierda se movilizaron en el centro tucumano para conmemorar el asesinato de Darío Santillán y Máximiliano Kosteki ocurrido el 26 de junio de 2002.

Con consignas que cuestionan a la policía y otras que recuerdan la militancia de los jóvenes asesinados, una multitudinaria marcha salió desde la plaza Urquiza hasta la Independencia. Muchos de los militantes llevaron antorchas que iliminaron el recorrido.

Si bien las banderas del Frende Popular Darío Santillán encabezaron la marcha, también estuvieron presentes algunos partidos políticos y referentes de la izquierda, como Ariel Osatinski y Alejandra Arreguez, (del Frente de Izquierda de los Trabajadores) y Lita Alberstein. 

"Reclamamos cárcel a Duhalde, Sola y todos los responsables políticos de la Masacre de Avellaneda. Reivindicamos la militancia de Dario y Max, sus ejemplos se siguen multiplicando, la lucha por un mundo que sea diferente continua", habían adelantado desde la Darío Santillán antes de la marcha.

 

Los hechos

 

Bajo los gobierno del presidente Eduardo Duhalde, y de Felipe Solá como gobernador de Buenos Aires, el 26 de junio del 2002, organizaciones piqueteras se movilizaron en un clima social de profunda crisis tras el estallido de 2001. En las cercanías de la Estación Avellaneda, un operativo de seguridad derivó en una represión y en el asesinato de Maximiliano Kosteki, de 21 años, y de Darío Santillán, de 25, quienes eran militantes de la Coordinadora Aníbal Verón.

El 27 de mayo de 2005 comenzó el juicio por los crímenes y el 9 de enero de 2006 se leyó la sentencia del Tribunal Oral Nº 7 de Lomas de Zamora. El ex comisario Alfredo Fanchiotti y el ex cabo Alejandro Acosta fueron condenados a cadena perpetua por doble homicidio y siete tentativas de homicio. El comisario Félix Vega y los principales Carlos Quevedo y Mario De la Fuente fueron sentenciados a cuatro años de prisión por encubrimiento agravado. Los otros dos acusados de encubrimiento, el oficial Gastón Sierra y el cabo Lorenzo Colman, fueron condenados a tres y dos años de cárcel, respectivamente, según recuerda Wikipedia.

COMPARTIR:

Comentarios