Miércoles 8 de Diciembre de 2021

  • 28.2º

28.2°


GAS

24 de junio de 2019

El Gobierno ofrecerá la posibilidad de diferir un 22% de las tarifas de gas

El Gobierno decidió seguir adelante con su medida para diferir parte del pago de la factura de gas para las áreas residenciales, tal y como lo había anunciado.

El pago de este servicio se verá disminuido en estos meses, los cuales son los de más frío y, por lo tanto, los de más uso del gas; y será recompensado en la boleta que llegue en el verano, cuando no es necesaria la utilización de este recurso como calefacción. Esta decisión no tendrá costo para los usuarios, el Gobierno se hará cargo del gasto financiero de las empresas.

Según se decretó por medio del Boletín Oficial, los usuarios residenciales podrán descontar un 22% del coste total de las facturas de julio, agosto, septiembre y octubre. “Los montos objeto del diferimiento se recuperarán a partir de las facturas regulares emitidas desde diciembre y por cinco períodos mensuales, iguales y consecutivos. Los usuarios pueden optar por no acogerse a este beneficio, manifestando esta circunstancia ante la prestadora del servicio”, indicaron en la reglamentación.

Esta decisión por parte del Ejecutivo llega después de que, en el pasado mes de marzo, anunciaran un aumento progresivo de la tarifa de gas del 29%: en abril subió un 10%, 9,1% en mayo y 7,5% en junio. Además, a partir de este mes, las boletas pasaron de ser bimensuales a mensuales. Este incremento sería el último de todo el año, según lo estableció el Gobierno al momento de implementar su batería de medidas para controlar la inflación y el consumo. Sin embargo, al ser esta una decisión nacional, los gobiernos provinciales pueden aumentar el costo del transporte y distribución del servicio, algo que impactará en el monto de la factura.

Este incremento llegó en época invernal, cuando el consumo de gas se quintuplica. Por esta razón es que, desde la Secretaría de Energía, se decidió otorgar la posibilidad de diferir una parte del costo del servicio, para ser pagado en los meses en que las facturas reportan los montos más bajos. Si se compara el actual costo del recurso con los montos presentes en las facturas del mismo periodo del mes pasado se evidencia un aumento del 35%, el cual apareció en octubre del 2018.

“El costo financiero del diferimiento, computado entre las fechas de vencimiento de pago original de las facturas y las de vencimiento de las facturas en las que se incluya cada cuota de recupero, será asumido por el Estado en carácter de subsidio, mediante el pago de intereses a distribuidoras, subdistribuidoras, transportistas y productores”, señalaron. Según cálculos oficiales, esta decisión le valdrá al Gobierno un total de $4500 millones.

El costo que aparece en las facturas que le llegan a los usuarios corresponde no solo al valor del gas sino también al transporte del recurso, el cual acapara un 11% de monto final; la distribución, un 17%; y los impuestos, un 26%, según la localidad y encuadrando dentro el 21% del IVA. Hasta febrero del próximo año, el valor del gas es de USD 4,70 el millón de BTU (medida inglesa), a un dólar a $41.

En materia de transporte y distribución e, Gobierno aplica una actualización acorde a a Indice de Precios Internos por mayor. Por reglamento, la tarifa de octubre debería reportar un aumento en octubre y de esta forma, actualizar dichos costos del servicio y para calcular el próximo aumento, sin embargo, se estima que el incremento llegará pasadas las elecciones.

COMPARTIR:

Comentarios