Domingo 5 de Diciembre de 2021

  • 20.5º

20.5°


GENTE

18 de junio de 2019

La diseñadora de moda Gloria Vanderbilt murió a los 95 años

La diseñadora de moda estadounidense Gloria Vanderbilt, madre del periodista Anderson Cooper falleció a los 95 años. Según la prensa local, la heredera de la fortuna Vanderbilt enfrentaba una lucha con un cáncer de estómago que ya estaba en una fase muy avanzada.

Gloria, quien fue también actriz, artista, escritora y modelo era una mujer reconocida en la alta sociedad de Nueva York. Su vida siempre estuvo rodeada de lujos gracias a la inmensa fortuna que le dejó su padre Reginald Claypoole Vanderbilt. A su corta edad, su tía Gertrude Vanderbilt emprendió un juicio de custodia en contra de su madre.

Rodeada también de polémica, el llanto y los gritos desgarradores de su madre se hicieron presentes en todo el proceso, al punto que el juez ordenó evacuar a todos de la sala. Finalmente Gloria se quedó bajo custodia de su tía y fue ese juicio la inspiración del libro “Little Gloria… Happy at Least” que luego fue una serie.

En su etapa adulta contrajo matrimonio en cuatro ocasiones, aunque comenzó muy joven cuando tenía 17 años de edad junto a Pasquale DiCicco. Más adelante lo hizo con Leopold Stokowski, el padre de sus dos hijos Leopold y Christopher.

Para 1956 se había casado con el cineasta Sidney Lumet pero el matrimonio tuvo su fin en 1963. Ese mismo año se casó de nuevo con Wyatt Emory Cooper, con quien engendró a sus otros dos hijos Carter Vanderbilt y Anderson Hays Cooper.

Años más tarde, en 1978 Wyatt murió en plena operación de corazón abierto. La tragedia parecía marcar la vida de la socialité pues 10 años después su hijo Carter de 23 años saltó desde el piso 14 en presencia de su madre.

El amor, no obstante, siempre estuvo presente en toda la vida de la diseñadora, a quien se le atribuyen romances con destacadas personalidades como Marlon Brando, Frank Sinatra, Gene Kelly y Howard Hughes. Incluso tuvo una relación con el fotógrafo Gordon Parks hasta 2006, año de la muerte de él.

COMPARTIR:

Comentarios