Las elecciones provinciales, en las que se podrán elegir gobernador y vicegobernador, intendente, legisladores, concejales y delegados comunales, trae consigo 48 hs. antes, la correspondiente veda que consiste en una serie de prohibiciones.

La normativa veta "la realización de actos públicos de proselitismo y publicar y difundir encuestas y sondeos preelectorales, desde cuarenta y ocho horas antes de la iniciación de los comicios y hasta el cierre del mismo".

"Publicar o difundir encuestas y proyecciones sobre el resultado de la elección durante la realización de los comicios y hasta tres horas después de su cierre", o sea, hasta las 21 del domingo, también está prohibido.

Las redes sociales, que no existían cuando se creó el Código, cayeron en un vacío legal. Twitter, Facebook e Instagram, entre otras, están fuera de la veda.

El domingo, desde las 0 y hasta las 21, no podrán estar abiertas "las casas destinadas al expendio de cualquier clase de bebidas alcohólicas", sean mercados, restaurantes o bares.

También estarán prohibidos "los espectáculos populares al aire libre o en recintos cerrados, fiestas teatrales, deportivas y toda clase de reuniones públicas que no se refieran al acto electoral, durante su desarrollo y hasta pasadas tres horas de ser clausurado".

Además, durante la veda tampoco se pueden "admitir reuniones de electores", "ofrecer o entregar boletas" ni abrir "organismos partidarios" en un radio de 80 metros de una mesa de votación.

 

Compartir

Comentarios