De manera sorpresiva, el Gobierno de Estados Unidos encabezado por Donald Trump anunció este viernes que reconocerá los pasaportes vencidos de los ciudadanos de Venezuela. Esta medida tuvo lugar tras aceptar la validez de un decreto firmado por el líder opositor del país petrolero, Juan Guaidó, que extiende por cinco años la vigencia de estos documentos.

“Estados Unidos reconoce esta extensión de la validez de los pasaportes para las visas y otros fines consulares. Aduanas y Patrulla Fronteriza también reconocerán los pasaportes cubiertos por este decreto. Los pasaportes de los venezolanos que hayan recibido una extensión de cinco años a partir de la fecha de su vencimiento serán aceptados en Estados Unidos siempre que el viajero sea admisible”, reveló un comunicado del Departamento de Estado.

Asimismo, la misiva oficial detalló: “Se está reconociendo así un decreto del 21 de mayo de Guaidó, considerado presidente encargado por casi 60 países, que extiende automáticamente y de pleno derecho la vigencia de todos los pasaportes emitidos a la fecha por cinco años contados a partir de la entrada en vigor del presente decreto”.

Por otro lado, en medio de la peor crisis humanitaria de los últimos tiempos, Guaidó sostuvo en las últimas horas que por el momento no está planteado un nuevo encuentro con el régimen de Nicolás Maduro en Noruega. Además, remarcó que cualquier tentativa de diálogo deberá apuntar a lograr sacar del poder al mandatario.

“Hoy no está planteada ninguna reunión, ni acordada ninguna reunión que no aproxime los objetivos de Venezuela”, manifestó Guaidó en un concurrido acto político, refiriéndose a su habitual reclamo de que el todavía jefe de Estado “cese la usurpación” para instaurar un Gobierno transitorio que convoque a elecciones en el país caribeño.

El jefe parlamentario, reconocido como mandatario interino por más de medio centenar de países liderados por Estados Unidos, afirmó luego a la prensa que dará a conocer “oportunamente” sobre unas eventuales conversaciones en la ciudad de Oslo, con el Grupo de Contacto de Estados europeos y latinoamericanos o con el Grupo de Lima.

“Si eso es así (una nueva cita en Noruega), ¿a qué vamos? Buscamos un cese de usurpación y elecciones libres, pero hoy no está planteado porque si no aproximan a eso no sirve”, resaltó. El dirigente detalló también que sus enviados viajaron a la capital noruega con el conocimiento de que Maduro, a quien cataloga de “dictador” y dice que llevó al país a una “catástrofe humanitaria”, no acciona de “buena fe”.

Compartir

Comentarios