Miércoles 8 de Diciembre de 2021

  • 28.2º

28.2°


VENEZUELA

3 de junio de 2019

Maduro defendió a los pobres de EE.UU. cuando le preguntaron por los venezolanos que comen basura

En una entrevista que censuró en febrero pasado, Nicolás Maduro fue consultado sobre la gente que come de la basura, los muertos en los hospitales por falta de medicinas y los más de 3 millones que han salido de Venezuela por la aguda crisis.

El dirigente chavista evadió la pregunta y dijo que en Estados Unidos hay 40 millones de pobres que sí necesitan ayuda humanitaria. También defendió a los migrantes que persiguen en el país del norte.

El periodista Jorge Ramos de la cadena Univisión fue detenido en el palacio gubernamental de Miraflores, donde conversó con Maduro durante 17 minutos. Funcionarios confiscaron el video, pero lograron recuperarlo recientemente. Trascendió que el ministro de comunicación, Jorge Rodríguez, quiso que viera la luz. La televisora estadounidense publicó su contenido este domingo. El régimen bolivariano deportó a los integrantes de la producción y al comunicador el día siguiente de esa frustrada entrevista.

Ramos inició la presentación preguntando cómo debía llamarlo porque más de 50 países no lo habían reconocido como presidente de Venezuela. Él aseguró que es un hombre popular y que fue reelecto. Negó las denuncias de fraude electoral y manifestó que en ese país no hay presos políticos, sino políticos presos. Le dijo varias veces: “Tú no eres periodista”. “Son muy sucias tus acusaciones (…) no quieres tomar el camino del respeto”, manifestó.

Comentó que el dirigente opositor Leopoldo López fue juzgado por atentar contra la cosa pública y acusado por una fiscal (Luisa Ortega Díaz) que ahora es “una opositora rabiosa”. También cargó contra la organización gubernamental Foro Penal porque “recibe financiamiento de Usaid (agencia estadounidense)”.

“Te vas a tragar con Coca-Cola tu provocación”, eso le expresó Maduro a Ramos cuando le ofreció la lista de 400 presos políticos que aún están tras las rejas. Negó que su gobierno apresara a 989 personas por oponerse a él. “Si tú fueras venezolano tendrías que enfrentarte con la justicia”, amenazó al periodista. No quiso aportar la cifra de los encarcelados que lo adversan, solo dijo que es un pequeño número.

También descalificó a la organización Human Rights Watch porque reportó 380 casos de torturas en Venezuela. Pero el momento más álguido ocurrió cuando Ramos mencionó a los venezolanos que huyen y a los que comen de la basura. “No quieren ver la viga que tienen ustedes en el ojo -Estados Unidos- 40 millones de pobres, los migrantes hondureños, colombianos y mexicanos que por miles son perseguidos como animales. La situación en Los Angeles y Nueva York que son congelados por las nevadas”, respondió Maduro.

Y ya pasados los 17 minutos, manifestó que esa entrevista no tenía ningún sentido para él ni para el periodista. Con un “te agradezco” hizo una palmada con sus manos y le levantó de la silla. En eso Ramos intentó mostrarle el video que tomó en las calles de Caracas donde captó a jóvenes que comían basura de un vehículo para el aseo urbano.

COMPARTIR:

Comentarios