Miércoles 8 de Diciembre de 2021

  • 28.2º

28.2°


FMI

1 de junio de 2019

Lagarde lanzó un dardo al hablar sobre el cambio discursivo de Cristina Fernández

La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, es una ferviente defensora del Gobierno de Mauricio Macri. Habló este viernes, con ironía, sobre el aparente cambio que manifiesta la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner desde que lanzó su precandidatura a vicepresidenta de Argentina. “La gente cambia (…) dependiendo si está en campaña”, expresó la ejecutiva.

Lagarde ofreció una entrevista con la cadena CNN. Ella respondió una pregunta sobre el posible triunfo de la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Fernández para la Presidencia de la Nación: “No es la función del organismo la de apoyar, anticipar o temer” cambio político alguno. Afirmó que la obligación del fondo es “ayudar a la economía y a la gente, esos son los principios rectores que tenemos”.

“Tenemos en cuenta la responsabilidad política del programa (de los candidatos), porque es la condición para el éxito. Aparte de eso, depende de la gente de cualquier país decidir su futuro”, expresó la directora del FMI. No obstante, lanzó su dardo al dejar ver que Cristina Fernández modificó su discurso porque necesita votos.

Es por eso que opinó sobre el estilo “conciliador” que muestra la expresidenta desde la presentación de su libro “Sinceramente” y de su postulación como vicepresidenta. “Usted sabe que la gente cambia con el paso del tiempo (…) dependiendo de si están haciendo campaña o ejerciendo un cargo”, sentenció.

Lo cierto es que la directora del FMI respaldó, a inicios de año, la política económica del presidente Mauricio Macri y brindó un contundente respaldo a Argentina por la “nueva señal de sintonía” con el Gobierno de Cambiemos. Elogió la “sólida implementación” del programa oficial y además aplaudió al equipo económico por los “pasos decisivos”.

Destacó la “disciplina demostrada” por Macri para acelerar el ajuste fiscal y llevar las cuentas públicas a un equilibrio primario ya en 2019, cuando el objetivo inicial se había fijado para 2020. Pronosticó que el país permanecería en recesión y que la inflación estaría por el 20% este año. El organismo esperaba que la economía se contrajera 1,6%.

El FMI sostuvo un acuerdo con el actual Gobierno para emitir recursos, con carácter crediticio, que superan los 50.000 millones de dólares. “Estamos reconfortados por lo que hemos visto, hemos modificado el acuerdo para que sea más legible y sólido”, dijo en una oportunidad Lagarde sobre Argentina.

 

 

COMPARTIR:

Comentarios