Viernes 30 de Septiembre de 2022

  • 12.5º

12.5°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

FUE EMBLEMA, AHORA ES HISTORIA

12 de abril de 2019

El ex Banco Francés quedó reducido a escombros, es historia

El ex Banco Francés quedó reducido a escombros

Sólo algunas paredes de lo que fue un emblema de la arquitectura del Siglo XX quedan en pie. En el año 2004 se lo incluyó entre los inmuebles protegidos por la Ley Provincial de Patrimonio Cultural, pero en 2008 fue excluido de dicha normativa.

A fines de enero comenzó la demolición total del ex Banco Francés luego de que la Dirección de Catastro municipal brindara autorización a la Caja Popular de Ahorros (CPA), propietarios del edificio. Hoy sólo quedan escombros y algunas paredes en pié de lo que fue un emblema de la arquitectura del siglo XX.

En diciembre de 2018, integrantes de la Comisión de Patrimonio habían solicitado una medida preventiva por medio año para que el centenario edificio que pertenece al Estado Provincial se preserve hasta que se determine cuál es la condición real de la fachada y cómo se podría recuperar. Sin embargo, desde la CPA no intervinieron con la premura que requería el rescate del edificio y ante la negativa de realizar las inversiones correspondientes en el corto plazo, el edificio volvió a ser considerado una amenaza para los transeúntes que circulan por ese sector de la ciudad.

 

Historia del deterioro

 

Especialistas del Instituto de Historia y Patrimonio de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UNT señalaron en un comunicado que, hasta el año 2010, el edificio se mantuvo en funcionamiento y en un razonable estado de conservación.

"En el 2011 fue elegido por sus importantes valores patrimoniales como sede de la Muestra de Diseño Espacio DAR. A partir de ese momento el edificio fue abandonado y comenzó su progresivo deterioro. En el 2014, la Caja Popular de Ahorros decidió encarar la puesta en valor y restauración del inmueble. Dicha obra se inició con la consolidación estructural del mismo, para lo cual se invirtió una muy importante suma de dinero. Esto permitió consolidar gran parte del edificio, quedando sólo pendiente el refuerzo estructural de la fachada, cuando la empresa a la que se había adjudicado la obra, la abandonó. Luego de cuatro años, en los cuales no se continuaron las obras, la situación de la fachada se agravó. No obstante, los informes técnicos dan cuenta que esta situación puede ser revertida", señalaron al tomar conocimiento de la intención de la CPA de proceder a la demolición en los primeros días de 2019.

Especialistas consultados por este diario sostuvieron que el abandono del edificio tras la importante inversión que había hecho el Estado para su recuperación en 2014, es un claro caso de mala praxis. Señalaron que cuando los técnicos que estaban trabajando para recalzar la fachada se retiraron, los caños pluviales quedaron desconectados. A partir de allí, durante cuatro años, el terreno sobre el que está asentado el edificio recibió agua de forma permanente. “Como resultado, actualmente el suelo sobre el que se asienta el edificio es puro lodo. Si en 2014 para recalzar la fachada era necesario llegar hasta los 6 metros de profundidad, ahora se necesita alcanzar los 12 metros para tocar tierra firme y que, de esa manera, el peso no repose en barro. Si bien es cierto que este trabajo implica una inversión millonaria, también lo es que la Caja no demostró voluntad en salvarlo. Hay cosas que son fortuitas y otras que son la crónica de un final anunciado. Con el edificio del ex Banco Francés estamos frente a este segundo caso”, explicaron.  

El edificio del ex Banco Francés, diseñado bajo cánones académicos con una decoración modernista, es un excelente ejemplo de la arquitectura de principios del siglo XX en la ciudad y conforma un importante conjunto de valor histórico y paisajístico con el Ex Banco Español y del Ex Banco de la Nación. Estos valores fueron reconocidos por el Estado cuando se lo incluyó, en el año 2004, entre los inmuebles protegidos por la Ley Provincial de Patrimonio Cultural. En el 2008, fue excluido de dicha normativa junto con otros edificios emblemáticos. Cuando meses después, gracias a las multitudinarias manifestaciones de la comunidad, conocidas bajo el lema 'Tucumán no se Vende', se logró revertir estas desafectaciones, extrañamente, sólo este edificio quedó sin protección legal.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios