Jueves 22 de Octubre de 2020

  • 25º
  • Mayormente nublado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

POLICIALES

3 de abril de 2019

En Santiago del Estero insisten con que Tucumán es un centro de acopio de drogas

EN PLENO PROCEDIMIENTO. Los federales extraen del vehículo de Víctor Hugo Díaz la droga que era trasladada oculta en el tanque de combustible. .

El juez federal Molinari y el fiscal Simón aseguran que varias causas se inician en esta provincia. Hay cinco antecedentes. Los funcionarios del Gobierno local no comparten esa visión, aunque aseguran que sí podrían existir operaciones de distribuidores mayoristas.

Hace casi tres años, el fiscal federal de Santiago del Estero Pedro Simón lanzó una definición inquietante. “Tucumán se ha transformado en un lugar de acopio, procesamiento, estiramiento, fraccionamiento y distribución de droga”, fue el diagnóstico que detalló en mayo de 2016. Con el correr del tiempo y de los hechos, la aseveración del magistrado cobra vigencia. Sobre todo, a partir de la reciente detención del empresario de la noche vinculado al tráfico de droga. Con este caso, ya son cinco las organizaciones que se desarticularon en menos de cuatro años, que llevaban a cabo esta “ruta narco” de la que habló Simón.

Víctor Hugo Díaz, vinculado comercialmente al boliche Salimee, ubicado en Jujuy al 1.400, fue detenido el sábado en el acceso norte de Termas de Río Hondo, cuando trasladaba junto con otras tres personas casi cuatro kilos de cocaína. En simultáneo, la delegación santiagueña de la Policía Federal arrestó en Orán (Salta) al proveedor de la droga; y en La Banda (Santiago del Estero) a otro sospechoso de comercializar la sustancia. Los pesquisas aún buscan a otras tres personas que también formarían parte del grupo.

Según la investigación desarrollada por la Justicia Federal santiagueña, el grupo se habría dedicado a la compra de droga “al por mayor” y luego la habría distribuido en Tucumán y en Santiago del Estero. Según esta hipótesis, la cocaína era adquirida en las localidades salteñas de Orán e Hipólito Yrigoyen y era trasladada en auto a nuestra provincia. Luego la revendían a los responsables de redes de narcomenudeo de esta provincia y de Santiago del Estero.

En 2018, en la localidad santiagueña de Quimilí, la Policía de Seguridad Aeroportuaria arrestó a Juan Carlos Díaz, quien sería hermano del empresario de la noche, con más de 100 kilos de marihuana. Al parecer, esa mercancía era traída a Tucumán, indicio de que la organización también adquiría droga en el Litoral, proveniente de Paraguay, para distribuirla en la región.

Este no es el único caso en el que supuestos narcos tucumanos son detenidos por traficar droga a Santiago del Estero. Carla “La Jefa” Sánchez fue condenada por dirigir una organización que se dedicaba al comercio ilegal de drogas. En mayo de 2016, se descubrió que traficantes santiagueños habían elegido El Cadillal para procesar estupefacientes. En septiembre de ese año, cae en Tucumán “La Banda de Trayán”, el grupo que fue penado el año pasado por tráfico de estupefacientes a Santiago del Estero y otras provincias. Por último, Francisco Maximiliano Ruoti fue detenido en octubre de 2017 cuando transportaba casi 50 kilos de cocaína.

 

Apreciaciones

 

“La droga viene de Bolivia, ingresa por Salta o Jujuy, e indefectiblemente tiene que pasar por Tucumán antes de llegar a Santiago del Estero. La ruta es siempre la misma, pero ya tenemos varios indicios de que se acopia en Tucumán”, describe Guillermo Molinari, juez federal santiagueño, en una entrevista telefónica. “Lo más novedoso es que hemos notado un incremento de tráfico de droga por la ruta 34”, agregó.

“Acopio” es un término muy utilizado en las investigaciones de causas de drogas. Es el sistema que utilizan los narcos para tener éxito en el traslado de las sustancias. Según fuentes de las fuerzas de seguridad, normalmente llevan la carga hasta un domicilio (lo van cambiando para evitar sospechas) y allí la mantienen oculta hasta revenderla. “La carga es una brasa porque nadie quiere ser atrapado. Por eso tratan de traer la droga con los compradores definidos, para desprenderse lo más rápido posible de ella. Nunca la tienen más de una semana, por precaución”, explicó un investigador.

El fiscal Simón agregó que muchas de las investigaciones tienen punto de partida en Tucumán. “Los actores son los mismos. En las investigaciones aparecen salteños, tucumanos y santiagueños. Eso sucede hace bastante tiempo”, explicó. “Lo importante es que hay una muy buena comunicación entre los fiscales de las tres provincias. No sólo existe colaboración formal a la hora de realizar medidas o de iniciar investigaciones, sino que además tenemos la confianza para contarnos sobre el desarrollo de una determinada causa. Lo hacemos porque nos colaboramos intercambiándonos datos que pueden favorecer el desarrollo de una pesquisa”, agregó Simón en una entrevista telefónica con LA GACETA.

 

La visión tucumana

 

En Tucumán hay otra interpretación de lo que sucede. “Por la cantidad de droga que se secuestró en Santiago del Estero no se puede hablar de que Tucumán sea utilizado como centro de acopio. Nuestras investigaciones indican que, en realidad, existen distribuidores que traen la droga y después se la venden a organizaciones que se dedican al narcomenudeo”, explicó Juan Carlos Driollet, secretario de Lucha contra el Narcotráfico de la provincia.

“Podemos estar equivocados. Como en cualquier otra investigación, no se puede descartar esa hipótesis. Celebramos que los funcionarios judiciales santiagueños realicen estas medidas porque el Gobierno de Tucumán no quiere narcos, está luchando contra ellos”.

El fiscal Simón no busca el terreno de la confrontación en la lucha contra el tráfico de drogas en la región. “Es necesario contar de manera urgente con mayores recursos humanos. No tener la cantidad necesaria de hombres para investigar influye en la persecución de los delincuentes. También se debe mejorar la tecnología porque ya nadie puede negar que los investigados cuentan con mejores recursos para realizar la actividad ilícita”, concluyó.

 

El sistema

 

1- Los grupos detenidos, según las causas, traficaban cocaína desde Bolivia y mariahuana que adquirían en el Litoral.

 

2- La mayoría trasladaba la droga por vía terrestre, pero no se descarta que hayan contratado “vuelos narco”.

 

3- En Tucumán, la droga era acopiada en diferentes domicilios para luego ser revendida.

 

4- La mercadería era vendida a redes de narcomenudeo de esta provincia y de Santiago del Estero.

 

5- Se investigó el patrimonio de unos pocos detenidos para determinar si lavaron activos.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios