Lunes 26 de Octubre de 2020

  • 17.2º
  • Nublado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

SOLIDARIDAD

31 de marzo de 2019

En plena crisis, un restaurante de La Boca entrega viandas gratis a los necesitados

La ejemplar iniciativa es llevada a cabo por el restaurante 'El Campeón de La Boca', que sirve meriendas y cena.

En plena crisis económica y aumento de la pobreza, un restaurante del barrio porteño de La Boca tuvo un gesto para destacar y copiar: de lunes a viernes por la tarde y los miércoles durante la noche ofrecen una vianda gratis a la gente que lo necesite.

La idea fue de Alejandra Silva, dueña de El Campeón de La Boca, local ubicado en Olavarría 695, quien empezó a ofrecer las viandas todos los miércoles de 20 a 21.30, además de la merienda que sirven de lunes a viernes de 17 a 18.

El salón está cerrado al público durante ese rato, aunque se puede pedir delivery o buscar el pedido en el mostrador. Mientras tanto, Silva y su pareja alimentan a quien quiera quedarse a comer y si no entregan las viandas para que le lleguen a los que no se puedan acercar.

"La situación está tremenda. Hay mucha gente que no tiene ni para comer. Un día fuimos a comprar pan a una panadería que está muy cerca de acá y a las 22 había como 30 personas esperando a que le den lo que quedó sin vender. Ese día dijimos 'mañana arrancamos' y arrancamos con lo que había", contó Silva al portal minutouno.

De lunes a viernes entre las 17 y las 18 reparten mate cocido con torta frita. "Cuando uno pasó estas cosas que están pasando ahora, sabe qué se siente", dijo Silva para explicar su iniciativa, que empezó con la leche en polvo que le daba a su hija y los ingredientes que usaba en su restaurante.

La dueña de El Campeón de La Boca habló también acerca de las donaciones que reciben: "La verdad es que la gente se está portando. Es todo anónimo, yo pregunto el nombre para dar las gracias y no quieren decirlo. Es genial eso porque no llevas bandera política de nadie. Es para ayudar, de eso se trata".

"El otro día vino una donación de lentejas, leche, arroz, mermelada. Ahí tenemos una variación y podemos hacer un guiso. Lo que es carne, pollo y verdura lo ponemos nosotros. Por ahora se están yendo conformes, dicen que la comida es muy rica", admitió.

La mujer explicó que las cuentas de su restaurante no se ven afectadas por esta movida solidaria y la ganancia es evidente. "Ver la cara de agradecimiento de la gente no tiene precio", expresó.

"Mucha gente que viene a buscar la comida no se la quiere llevar de arriba" y ofrece pagarla con gestos como lavar platos o limpiar el salón. "El pueblo argentino es laburador, pero este sistema no lo deja" cerró.

 

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios