Lunes 21 de Septiembre de 2020

  • 17.2º
  • Despejado

17.2°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

OFFLINE INFO

26 de febrero de 2019

Amaia Montero: “No puedo decir que las críticas no me afectan, soy sensible”

Amaia Montero en el espacio Clarin.

La intérprete, compositora y ex vocalista de La Oreja de Van Gogh visitó Mar del Plata en el marco de la gira de presentación de Nacidos para creer, su último álbum.
Con una simpatía increíble, Amaia contesta todas las preguntas sin perder la sonrisa.

Ella misma confiesa que tuvo un 2018 difícil en España, donde la crítica desmedida de los medios y de mucha gente hacia su aspecto físico la afectaron seriamente a nivel emocional. Esa situación la llevó a componer y grabar en Londres “Nacidos para creer”, un álbum producido por Martín Terefe en el que narra experiencias vividas en primera persona. “En esos momentos, cuando uno también está mal, reflexiona y saca conclusiones importantes. Me dañaron mucho pero resurgí como el Ave Fénix. Arder para luego volver a ponerse bien”.

Para la composición de este disco, Amaia se refugió en su círculo íntimo, su amigo Prado y su hermana Idoia Montero. “El disco tiene un mensaje muy importante. Es un ajuste de cuentas para todos aquellos que hablan por hablar, sin escrúpulos y que no tienen tiempo para otras cosas. La prensa ha cambiado mucho y me ha hecho daño. Me da mucha lástima”, se lamenta. No obstante, la artista se muestra feliz de estar en Argentina porque para ella es como su segunda casa. “Siempre quise venir a Mar del Plata. Es una pena que no tenga tiempo para recorrerla o pisar la playa, pero prometo volver. La buena energía de los argentinos se siente y me hace feliz”, dice.

 

A diez años de su debut como solista, la compositora e intérprete creó una atmósfera de muchísima conexión con su público en “El Lugar de los artistas” y repasó los mejores temas de “Amaia Montero”, “Amaia Montero 2” y “Si Dios quiere yo también”, sus trabajos discográficos anteriores con los que consolidó su prestigio y vivió sus momentos de mayor éxito. También y ante la emoción del público, cantó “La Playa” y “Rosas”, dos éxitos mundiales de su ex banda, La Oreja de Van Gogh, con quienes aún conserva una relación excelente.

-¿Hubo algún cambio entre la Amaia de La Oreja y la Amaia solista?

¿Quién no cambia después de diez años, no? (se ríe). En el sentido musical he tenido la suerte de vivir dos épocas maravillosas. Las dos son bien distintas. En grupo todo era más fácil, lo bueno y lo malo recaía en los cinco. En solitario, todas las decisiones las tomo sola. Me siento afortunada porque ambas etapas fueron increíbles. Sí creo que desde mi primer disco solista (Amaia Montero) a éste (Nacidos para creer), he madurado muchísimo, ha habido una evolución profesional muy grande. Pero, como dice un amigo: ‘La mejor canción es la que todavía está por escribirse’.

-¿Fue un antes y un después en tu vida?

Sí, fue un cambio muy importante para mí, pero bueno, en la vida uno trata de evolucionar.

-¿Sentiste miedo al tomar la decisión?

Hombre, sí. Una decisión así no se toma fácilmente. No te levantas por la mañana y lo decides de la nada. Claro que sentí miedo al dejar La Oreja de Van Gogh.

-¿Cómo te iniciaste en la música?

Me gustaba muchísimo cantar de chica. De hecho mis amigas me pedían que cantara. Sabía que no era un camino fácil. ¿Cuántas niñas y niños quieren ser cantantes? Creo en el destino y en mi historia se refleja. Conocí a Pablo Benegas (guitarrista) en una cena de manera casual y me dijo: “Tenemos un grupo, no tenemos nombre, no tenemos cantante, no tenemos nada” y yo era muy tímida, de hecho lo sigo siendo. No había celulares en ese momento y mi madre me decía: “Es Pablo al teléfono” y yo le decía que no estaba. No quería. Hasta que llamó cuatro veces y así nos conocimos. Empezamos haciendo covers y terminamos componiendo temas propios. Fue todo de cero a un millón.

-¿Qué recuerdos guardás?

Los mejores. Nos cambió la vida por completo. Pasamos de la universidad a viajar por toda América y Europa. Ir por la calle y que de golpe te reconozcan. Todo eso era una locura para nosotros que éramos estudiantes.

-¿Qué cosas son las que no cambiaste nunca?

Mi carácter. (se ríe) Tengo un carácter que ¡ufff!, soy brava. Lo que no se puede perder nunca es la ilusión, las ganas y sobre todo cuando uno tiene la suerte de poder dedicarse a lo que es su pasión. He tenido mucha suerte y soy agradecida.

-¿Sufriste por amor alguna vez?

Pues claro y el que diga que no está mintiendo. Forma parte de la vida y de aprender a saber que es lo que quieres y lo que no. He hecho sufrir y también me han hecho sufrir. Y si no, ¿de dónde crees que voy a sacar tantas letras? (bromea).

-Con respecto a las críticas, ¿cómo le hacés frente a eso para que no te afecte en lo personal?

Es difícil que no me afecten. He tenido un 2018 muy movidito en España, todo ha cambiado mucho. La canción “Nacidos para creer” deja las cosas demasiado claras. Creo que el periodismo ha cambiado muchísimo para mal y hacen daño, esa cosa del ‘todo vale’ que lastima mucho. La prensa se escuda en que muchas cosas suceden en las redes sociales, pero lo hacen ellos para el clickbait y a partir de ahí todo vale, sin importarles el dolor que pueden generar en una persona. Yo no sé si fue porque esta canción (Nacidos para creer) dice muchas verdades o qué. El 2018 ha sido tremendo para mí y no puedo decir que las críticas no me afectan, soy sensible y es mi manera de ser, lo que hace que pueda ser artista. Pero reitero y sostengo lo que dice esta canción. Hay que quedarse con la gente de uno, esa que hace bien. La verdad se vende a un bledo, no existe y es así. Y es adonde vamos. Es tristísimo. Por eso estoy tan feliz de estar en Argentina que valoráis muchísimo la cultura. En España no es algo que se aprecie demasiado. ¿Y cómo hace uno? Si saco conclusiones, cuando algo te duele tanto, llega un día que empieza a doler menos. Para mí ha sido una tranquilidad venir a América, a Argentina que es como mi segunda casa y un país que amo y donde me reciben con mucho amor.

-Dijiste que cuando cumpliste 40 años, tuviste como una pequeña crisis, ¿no?

Sí, no me la esperaba pero de repente vino. Uno a los 40 no es que sabe todo, pero sí ha vivido mucho, ya tiene carretera. Que feíto es perder la inocencia, ¿no? Admito que con la edad empecé a restarle importancia a ciertas cosas que antes me afectaban más.

-¿Sos selectiva con tus amistades?

-Sí, mucho.

-¿Qué cosas disfrutás hacer más allá de la música?

Disfruto mucho viajar. Mira, llevo algo de 20 días de gira y no he tenido ni un solo día libre. Cuando llegue a casa me voy a morir de emoción. Voy a poner Netflix, meterme en pijama en la cama y disfrutar. Me gusta la playa, el mar, pasear con mis perros, estar con mis amigos. Me gustaría algún día ir al cine y hacer cosas de la vida común.

-Sos una defensora pública de los derechos de las mujeres. ¿Cómo lo vivís desde tu rol de figura pública y comunicadora?

Cuando se empezó a hablar del aborto yo estaba aquí en Argentina de promoción. Hay muchísimos casos. Te voy a contar una historia: íbamos de una promoción a otra y el chofer me contaba que por esa zona de repente había casos de niñas que habían sido violadas por sus padres y hermanos. Que tienen que ir a parteras y que muchas de ellas mueren. Entonces, ¿cómo no se va a legalizar eso si esta situación existe? Hay otras situaciones que son extremas y difíciles. Le rompes la vida a la persona que aborta ilegalmente, que puede morir y a la cual ya la han marcado de por vida. Porque a las víctimas que sobreviven, ya les han roto la vida para siempre. Yo soy feminista y defensora de los derechos de las mujeres, luego cada uno tiene sus circunstancias y las conoce.

-¿Qué cosas cambiarías de este mundo?

Uff, muchísimas cosas. Te aseguro que sería una lista muy larga.

Lo que viene

21 de abril. La artista estará en la Fiesta Nacional del Camarón y el Langostino en Ingeniero White, en Bahia Blanca.

19 de mayo. Se presentará en Opus Costanera en Río Cuarto, Córdoba.

8 de junio. Cantará en el Teatro Coliseo de Buenos Aires.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios