Jueves 24 de Septiembre de 2020

  • 18.9º
  • Parcialmente nublado

18.9°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

POLICIALES

21 de febrero de 2019

El amor que condena: Brilloso, preso por un tatuaje que dice Silvia

El tatuaje que dice Silvia.

“Cómo me voy a olvidar / De aquel encuentro, de esa salida / Cómo me puedo olvidar / Fue lo mejor que me pasó en la vida / Quiso el destino, el azar, que se acabara ese mismo día / Y en una noche de alcohol, me hice un tatuaje que dice Silvia”. Era buscado desde el 8 de febrero y nadie le conocía la cara: un comisario de Las Talitas investigó el caso y el lunes fue detenido. ¿Qué hizo?

A Brilloso no le gustan Los Auténticos Decadentes. No al menos después de lo que le pasó esta semana. Desde el 8 de febrero lo andaban buscando por un robo a mano armada y un botín de 35 mil pesos. Las cámaras del local de barrio Norte no le filmaron la cara, sólo el antebrazo derecho, suficiente para leer qué decía el tatuaje: “Silvia”.

No se sabe si al tatuaje, efectivamente, se lo hizo en una noche de alcohol, pero tampoco importa: el empleado del Pago Fácil de Marcos Paz y Muñecas no se olvidó del nombre tatuado con letras grandes y sombreadas y un firulete con una flor que lo sostiene.

La suerte de Brilloso se empezó a marchitar cuando el comisario José Eduardo Díaz y personal de la división Delitos Contra la Propiedad empezaron a investigar el caso y descubrió que en Las Talitas estaba el sospechoso. Ordenó el allanamiento de tres casas, secuestraron la ropa, pero no estaba Brilloso.

Sin embargo, la suerte de Brilloso ya estaba echada: el lunes, los policías del 911 detuvieron a un muchacho por atentado y resistencia y lo llevaron a la comisaría 10°. Debajo de la camiseta verde y blanca de Defensores del Norte estaba la respuesta que resolvió el caso: el tatuaje decía Silvia.

Detenido luego de la orden de la Fiscalía I° de Robos y Hurtos y con varios antecedentes por robos a mano armada, ahora Brilloso espera su condena que pone fin a su libertad, la que quiso el destino, el azar, que se acabara ese mismo día.

 

 

Fuente: El Tucumano

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios