Sábado 26 de Septiembre de 2020

  • 22.8º
  • Despejado

22.2°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

CRIMEN Y JUSTICIA

2 de febrero de 2019

"Emigramos para una mejor vida y estábamos aquí luchándola": quién era el taxista venezolano que murió en el choque múltiple de Palermo

Leonardo Rabbat tenía 36 años y hacía 14 meses había llegado a la Argentina, escapando de la crisis en su Venezuela natal. Esta madrugada fue una de las víctimas fatales del accidente protagonizado por un conductor que manejaba drogado

Esta madrugada, Leonardo Rabbat aguardaba estacionado en una parada de taxis sobre la avenida Del Libertador, frente al Hipódromo de Palermo. Estaba en la fila esperando su turno. En un momento, él junto a otro conductor, Luis Audicio, de 59 años, se bajaron de sus vehículos para alertar al primer taxista de que moviera su auto, ya que se había quedado dormido.

Fue entonces cuando una camioneta Honda CR-V que circulaba por Libertador, conducida por Gonzalo Posse, de 31 años, perdió el control y los embistió, impactando también contra cuatro taxis. De acuerdo con los test realizados por personal de medicina forense, el joven había consumido metanfetaminas y cannabis.

Rabbat murió en el acto, mientras que su colega Audicio falleció horas después en el hospital Fernández.

El ciudadano venezolano, de 36 años, había arribado a la Argentina en busca de un mejor futuro. Llegó en noviembre de 2017, escapando de la crisis política y social de su país y consiguió empleo como peón de taxi para la empresa Obamax. En su suelo natal, se había recibido de técnico superior en petróleo y tenía experiencia laboral en la estatal PDVSA.

"Emigramos para una mejor vida y estábamos aquí luchándola", dijo a Infobae Mary, su esposa. "Nos conocimos desde que teníamos 14 años y ya a los 18 nos hicimos novios y desde allí no nos separamos hasta hoy", contó con tristeza la mujer, quien en Venezuela había trabajado como analista de normalización y documentos adscrita a la gerencia de calidad de PDVSA.

La pareja tiene un nene de 4 años. Con mucho esfuerzo Leonardo logró traerlos a la Argentina y se reencontraron en mayo de 2018. La familia se aloja en una casa de Ciudadela. Allí además vive el padre de Mary, Luis Ortega, quien también decidió venir a probar suerte y actualmente se gana la vida vendiendo arepas y café en la parada de taxis donde ocurrió la tragedia.

Todos los días, Leonardo salía a las cinco de la tarde de su casa y trabajaba hasta pasada la madrugada. Era el único sostén de la familia. En medio del doloroso momento, a Mary también la invade la preocupación de la falta de ingresos. Es por eso que en la charla recalcó su necesidad de encontrar trabajo, "en administración, en atención al público", en lo que pueda.

Los compañeros de Leonardo en la empresa de radiotaxi lo definieron como una buena persona, muy trabajadora. Ellos fueron quienes llamaron a Mary para darle la triste noticia y quienes ahora están dispuestos a realizar una campaña desde GoFundMe para ayudar a la mujer, que desea repatriar los restos a Venezuela. "Eso queremos pero me dicen que es complicado porque es un caso judicial. Y hasta que el caso no cierre no podemos llevarlo a su tierra", explicó ella.

La causa recayó en el Juzgado 58, de María Rita Acosta, y es investigado por la Fiscalía Criminal y Correccional 56, a cargo de Edgardo José Orfila. Se labraron actuaciones por homicidio culposo. Posse sufrió lesiones leves. Personal de medicina forense le hizo el test de alcoholemia y el narcotest. El primero dio negativo, mientras que el segundo dio positivo en metanfetaminas y cannabis.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios