Viernes 21 de Febrero de 2020

  • 17.8º
  • Llovizna

30 de enero de 2019

Escrachan a un exjuez de la dictadura violando la domiciliaria

“¿Me vas a sacar una foto?” Roberto Catalán, condenado a 12 años de prisión por delitos de lesa humanidad, fue filmado mientras violaba su arresto domiciliario al salir de su casa en La Rioja. “Está preso usted, no puede salir ni a la puerta. Está preso por genocida", le recordaron. Al ser escrachado, Catalán levantó su brazo y saludó a la cámara en tono burlón.

El exjuez federal Roberto Catalán, condenado por delitos de lesa humanidad, fue filmado mientras violaba su prisión domiciliaria. El funcionario de la dictadura, que había sido nombrado en el cargo por Videla en 1976, cumplía la condena en su casa de La Rioja. Desde la agrupación Hijos, difundieron un video en donde se lo ve circular tranquilamente por la calle y entrar a su casa con una bolsa de compras en la mano. Al ser escrachado, Catalán levanta su brazo y saluda a la cámara. “¿Me vas a sacar una foto?”, dijo en tono burlón.

“Está preso usted, no puede salir ni a la puerta -le gritaron desde el otro lado de la cámara-. Está preso por genocida, lo voy a escrachar”.

Catalán fue condenado en 2015 a doce años de prisión por colaborar con la dictadura. El exjuez fue juzgado en el marco de la megacausa de La Rioja, que contó con 65 imputados. Entre ellos el extitular del Tercer Cuerpo del Ejército, Luciano Benjamín Menéndez.

"Catalán instruyó causas por infracción a ley 20840 y, en tal carácter, recibió declaraciones indagatorias a individuos que evidenciaban notables signos de haber sido torturados e inclusive declaraban haberlo sido, y resolvió dejarlos alojados en el IRS (Instituto de Rehabilitación Social), el centro de detención donde sufrían las torturas", planteó la acusación que hizo el Ministerio Público durante el juicio. La aludida ley se usaba para dar apariencia de legalidad a la persecución política.

Los fiscales probaron que el exjuez “tomó declaración a detenidos vendados, esposados y vigilados por guardias del IRS que portaban armas". "La única prueba de cargo que tuvo el juez Catalán para condenar a las personas en las causas por la violación a la ley 20840 fueron las declaraciones indagatorias tomadas bajo tortura", remarcaron desde la fiscalía.

COMPARTIR:

Comentarios