El gobernador afirmó que este mes definirá el nombre que propondrá para la Corte y que en febrero puede llegar a definir si se anticipan comicios.

Juan Manzur regresó de sus vacaciones con varios kilos menos, pero con todo el peso de las decisiones que debe tomar, tanto institucional como políticamente. El gobernador comentó que arribó a Tucumán ayer a las 4 y dos horas después arrancó el año electoral atendiendo oficialmente llamadas. No le dio tiempo a su vicegobernador, Osvaldo Jaldo, a hacerse cargo del Poder Ejecutivo. Manzur salió a recorrer obras y luego, en su despacho, atendió a LA GACETA. No esperó las preguntas. Su ansiedad lo llevó a decir hacerse él mismo la primera. “Si me pregunta cuál es la mejor obra de mi gestión, diré que haber logrado los 180 días de clases todos los años”, responde. Y agregó: “no hemos tenido conflictividad social; hemos podido este último año dar la cláusula gatillo, con recursos propios y, paralelamente, manteniendo también las finanzas ordenadas. Manzur resaltó el acuerdo con la Sociedad Rural para que este año se pueda inaugurar un Centro de Convenciones en Cebil Redondo. “Con esto no hay que tener prejuicios, porque el Estado, que aportó $ 15 millones para la obra, tendrá beneficios colaterales, porque también lo usaremos, como cuando se realice el Congreso Mundial de Técnicos de Caña de Azúcar”, señaló, durante la entrevista con nuestro diario.

 

-Cuando se inaugure ese congreso, ya se sabrá el resultado de las elecciones...

 

-Yo digo lo que pienso. Le doy un ejemplo: yo hice la Legislatura, uno de los mejores edificios institucionales de Tucumán. Yo no lo usé. Ahora estoy haciendo el proyecto para el nuevo Centro Cívico de Tucumán porque entiendo que esta Casa de Gobierno, de más de 100 años, cumplió su ciclo. Es una belleza, yo creo que hay que invertir en ella, que es una joya arquitectónica, que hay que conservarla y restaurarla. Hablé con el Museo de Bellas Artes y con la gente que restauró el Teatro Colón. Por otra parte, tendremos una obra emblemática hecha por quizá uno de los tucumanos más famosos, por (César) Pelli. La obra ya va a estar, voy a tener los planos, voy a tener el diseño, voy a tener todo. Ojalá que consiga el financiamiento capaz que lo inicio yo… Y bueno, los tiempos de la democracia, los tiempos de la política a veces no son los tiempos de uno ¿Alfredo Guzmán o (Juan B.) Terán no pensaron igual en la Universidad? Son cosas que trascienden, y creo que esa es nuestra responsabilidad.

 

-A los políticos de hoy les cuesta pensar en la trascendencia...

 

-Hay de todo. Yo nunca usé un despacho de la nueva Legislatura. Armé todo y dejé todo. Eso tiene que ver con lo que uno proyecta. Y entonces uno dice: “y ¿esto de que las criaturas vayan a la escuela ahora? Capaz que los resultados lo vamos a ver en 10 años; ya no voy a estar yo. Esas creo que son las cosas que uno tiene que ver. En Tucumán seguimos haciendo trasplantes de órganos y operaciones complejas; estamos por inaugurar un tomógrafo nuevo, de última generación, en el hospital de Concepción. ¿Acá en Tucumán vos ves a alguien que le falten remedios? No nos dan insulina, ni para el cáncer ni para los hemofílicos. De todo eso nos estamos haciendo cargo nosotros. La leche para las criaturas la estamos comprando nosotros. No te mandan del Gobierno nacional.

 

-Pero hay otras demandas, como la construcción de viviendas…

 

-Sí, es un déficit. Ahora, es un déficit también porque hay que ver cuántas casas hizo el Gobierno nacional a lo largo de estos años. Nosotros estamos terminando todo lo que se venía haciendo. Ahora vamos a empezar a licitar unos módulos habitacionales, creo que son 200 o 400, para los barrios más vulnerables. Históricamente la construcción de viviendas siempre fue en combinación y en articulación con el Gobierno nacional. Bueno, esta posibilidad no la tuvimos nosotros. Yo creo que es una de las cosas que están pendientes. Y ojalá que la podamos hacer a futuro. Pero se han hecho obras importantes. Hemos reparado la totalidad de los puentes que se han caído en Tucumán por las inclemencias climáticas. Vialidad tiene equipamiento. Yo creo que lo básico hoy es hablar de la educación, del trabajo y de la producción y apostar e invertir en el fortalecimiento de nuestras economías regionales. El turismo es clave como fuente de trabajo y de ingreso. Tucumán de a poco va ganando un lugar muy importante como un actor central en eventos, en congresos, en reuniones.

 

-¿Los funcionarios van a ser los mismos en 2019? ¿No hay cambios?

 

-Los equipos vienen trabajando bien; es toda gente buena, técnicamente sólida, con un apego al trabajo indiscutido. Todos los funcionarios están a la mañana y a la tarde, recorren permanentemente la provincia, están en los lugares más vulnerables.

 

-¿Qué sucederá con el fallo que lo habilita a anticipar la convocatoria a elecciones?

 

-Esperaré los tiempos de la Justicia. Hay que ver, hay cosas ahí que aclarar, es lo que hemos estado viendo. Yo creo que en febrero, una vez que estén firmes las cosas y que esté todo claro, ahí definiremos. Pero en el aire tampoco se puede definir.

 

-¿La clave es el artículo 100 de la Constitución? O cree que no hay impedimento…

 

-No, creo que hay que aclarar. El artículo 100 es uno de los temas que la propia gente que presentó el recurso dice que va a revisar… Y bueno, una vez que eso esté aclarado y las cosas estén como corresponden, ahí decidiremos.

 

-¿Y usted qué es lo que quiere?

 

-Bueno, todo lo que quiero es que la gente vote. A mí en lo personal me da lo mismo. Reitero: una vez que tengamos clara la cuestión judicial, ahí nos sentaremos y diremos: “bueno, ahora sí vamos a ver qué es lo que hacemos, o vamos a la misma fecha o adelantamos”. Ahí sí vemos, pero con cosas concretas.

 

-¿Sabía del planteo del Frente Renovador?

 

-Había un rumor, se andaba comentando. Esto tiene que ver con una cuestión simple, que es que se voltearon varios artículos de la Constitución.

 

 -Pero ¿no lo conversaron con usted?

 

-No, no, no. Sólo fue un rumor. Que sea la Justicia la que defina. Hay que ser respetuoso, pero si los otros artículos de la Constitución se han volteado por lo mismo, entonces era lógico que este también, siguiendo el mismo argumento era lo normal.

 

-¿Qué decisión adoptará respecto de la cobertura de la vocalía en la Corte Suprema de Justicia?

 

-Primero yo quiero hacer un reconocimiento a (Antonio) Gandur...Luego evaluaré sobre su reemplazo. Durante las vacaciones, pensé en que hay personas buenas, honestas, que cumplen con los requisitos para proponerlas.

 

-¿Ya tiene el nombre del nuevo vocal?

 

-No, todavía no. Hay tres o cuatro personas en las que estoy pensando, pero tampoco quiero mencionarlas anticipadamente para no generar falsas expectativas. Eso hay que cubrirlo, así que yo calculo que a lo largo del mes de enero lo vamos a resolver.

 

 -¿Es posible evitar la contienda con Alperovich?

 

-Eso hay que verlo. Creo que él ya ha manifestado su intención y su decisión. Yo soy respetuoso de las decisiones personales de cada uno. En ese tema yo no me meto, ni me gusta opinar. Nosotros tenemos un proyecto, tenemos una visión de provincia.

 

-¿Cree en las encuestas? ¿En el triple empate entre el PJ, Alperovich y Cambiemos?

 

-No, no, eso no existe. Yo no me manejo por las encuestas ni me guío por eso. No tengo en la cabeza permanentemente eso. No les presto atención a las encuestas. Mi rol es la gestión, mi responsabilidad es llevar adelante la gestión.

-En algunas encuestas aparece un Alperovich mucho mejor posicionado de lo que se pensaba…

 

-La gente es la que define. Yo estoy convencido de que la gente va a valorar lo que se ha hecho estos tres años, de eso no tengo dudas.

 

 -¿Su rival electoral es Cambiemos o Alperovich?

 

-Yo nunca encaré una propuesta electoral pensando en los rivales, sino mostrando cuál es la propuesta mía, que sea superadora a las demás. Yo siempre pienso en mejorar yo, no en competir con los otros. No tengo esa visión en política.

 

-¿Tiene la convicción de que van a ser reelectos en las próximas elecciones?

 

-Sí, no tengo dudas de eso. No tengo dudas.

 

 -¿Hay posibilidad de una candidatura nacional?

 

-No, a mí nunca me interesó eso. Mi idea hoy es seguir siendo gobernador de Tucumán.

 

-¿Ya tiene definido cómo va a jugar a nivel nacional?

 

-Y si todavía no sabemos quiénes van a ser los candidatos. Yo voy a trabajar para que el próximo presidente en la Argentina sea de nuestro signo político, sea peronista. Ahora, ¿cómo se va a definir ese candidato? Yo creo que hay que ir a una gran interna entre todos los precandidatos que hay dentro del espacio peronista. Y que la gente elija. Que vayan todos y que la gente elija. Si el peronismo nunca fue sectario.

 

 

 

 

 

 

Fuente: La Gaceta

Compartir

Comentarios