La situación del sector panadero, según denuncian, es insostenible. Piden ayuda al Gobierno nacional, que aun no dio respuestas a la carta documento que enviaron desde Tucumán para plantear las dificultades del sector.

El sector de panaderos de Tucumán advierte que está en una profunda crisis y que, si no obtienen una respuesta del Gobierno nacional, el kilo de pan podría subir a 100 pesos en las próximas semanas. Actualmente se comercializa entre 50 y 60 pesos.

Miguel Di Betta, presidente de la Cámara Argentina de Panaderos, advirtió en una entrevista radial con LV12 que desde hace tres años, la situación del sector es complicada. Señala que, entre los motivos que agravan la situación está el aumento de las tarifas, la presión de la AFIP, el precio del trigo y los aportes patronales que deben cubrir para hacer para tener los negocios en regla.

"Cada día se nos complica más poder seguir subsistiendo con la panadería abierta", manifestó Di Betta. Asimismo, recordó que en el país se cerraron más de mil panaderías y que si siguen cayendo las ventas, se generarán más despidos y cesantías. "No es que uno quiera llegar a ese precio del pan (de entre 100 y 90 el kilo), queremos que la población esté tranquila y nosotros podamos seguir trabajando tranquilos", destacó.

Pese al panorama sombrío -hubo una caída en las ventas de entre el 35 y 40 por ciento, según manifestó-, el empresario conserva cierto optimismo. "Esto tiene solución, la quiebra es más difícil, la crisis puede tener solución", manifestó. En ese sentido, manifestó podrían otorgar al sector "algunos subsidios que nos puedan ayudar un poco para seguir elaborando, seguir trabajando". Sin embargo, advirtió que hasta el momento no recibieron respuesta de Nación, pese a haber enviado una carta documento.

Ante la crisis del sector, Di Betta manifestó que los principales puntos del reclamo surgen a raíz de las tarifas, que les resultan impagables y pidió por el cese de embargos por parte de la AFIP. También sugirió que se debe controlar el precio del trigo (cuesta unos 900 pesos la bolsa de harina) y que se realice una reducción sobre los aportes patronales. Asimismo, desde el sector piden moratorias a 60 meses sin intereses para el pago de deudas impositivas y que se controlea las panaderías que trabajan en la clandestinidad - llegan al 40% a nivel nacional-. En ese sentido, apuntan a que buscan reunirse con autoridades nacionales para plantear la problemática que están atravesando.

"Los momentos son difíciles y no se puede pensar que el pan falte en la mesa de la gente", enfatizó Di Betta y agregó, "al paso que vamos no nos queda otra que aumentar los precios".

El panadero manifiesta que le han dado al gobierno un plazo de 30 días para asistir al sector en siete puntos problemáticos:

 

1-Tarifas (impagables)

 

2-Cese de embargos por parte de la AFIP

 

3-Control sobre el precio del trigo

 

4-Cierre de 1000 panaderías en el país

 

5-Reducción de aportes patronales

 

6-Moratorias a 60 meses sin intereses para el pago de deudas impositivas

 

7-Control de la clandestinidad que llega al 40% a nivel nacional

 

Panaderos estiman que el pan podría llegar a $100

Compartir

Comentarios