Sábado 17 de Abril de 2021

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

TECNOLOGIA

28 de diciembre de 2018

Sector TI: por qué abunda el empleo y qué sueldos se pagan

En un mundo que se transforma a paso acelerado, la próxima revolución será liderada por los roles tecnológicos.

Los desarrolladores serán el eje del futuro. En un mundo que se mueve al ritmo de la innovación, el negocio del software se convirtió en uno de los principales motores a partir del cual se empieza a gestar buena parte de la llamada "economía digital".

Como marco de esta imparable expansión, la industria de tecnologías de la información (TI) ya emplea en la Argentina a 110 mil personas.

Mientras la desocupación llega al 9% según las últimas cifras del INDEC, el sector TI no sólo muestra una situación de pleno empleo, sino que posee una tasa de formalidad envidiable: 90%.La cifra crece sin freno y todo indica que así lo seguirá haciendo.

En efecto, la evolución laboral del sector muestra una tasa de crecimiento anual promedio de 9,4%, muy por encima del 3,5% esperado en el resto de los rubros.

Sin embargo, persiste un alto déficit de profesionales. Tal es así que el año pasado se cubrieron solo 5.800 posiciones, mostrando una importante brecha –más del 50%– entre las necesidades de las empresas y los recursos humanos disponibles.

Además, se generaron u$s1.700 millones en productos y servicios, de los cuales u$s950 millones quedaron en suelo argentino. Esta diferencia resulta de lo obtenido (y luego exportado) por firmas internacionales.

Los números hablan por sí solos. Comparada con otras industrias, la tecnológica es una de las que muestra una de las mayores expansiones no solo en la Argentina, sino a nivel global.

 

El sector con mayor proyección

 

Un estudio de ManpowerGroup Argentina revela que las expectativas netas de empleo (ENE) de cara al próximo año tienen una tasa general del -4%. Esto refleja que las perspectivas de contratación (considerando todos los sectores) son las más débiles de los últimos 12 años.

Por rubro, en el primer trimestre de 2019 se pronostica una disminución en las nóminas de siete de las nueve ramas industriales. La vinculada con la Construcción da cuenta de las proyecciones de contratación más bajas (-11%). Le siguen Transporte y Servicios Públicos, con -10%; y Manufacturas, con -5%.

Las empresas también anuncian escasas intenciones de sumar personal en la Administración Pública y Educación, al igual que en el sector de Comercio Mayorista y Minorista, ambos con proyecciones de -3%. Tampoco se salva el rubro Servicios, con una ENE de -2%.

"Persiste una tendencia a la baja en los niveles de contratación para el comienzo del año, una situación que pronuncia la actitud de los empleadores en últimos tres meses de 2018", explica Fernando Podestá, vicepresidente y director nacional de operaciones de ManpowerGroup Argentina.

Y agrega: "No se vislumbran signos de recuperación y el mercado empieza a manifestar las consecuencias de la coyuntura económica recesiva".

A pesar de atravesar un momento económico complejo, con una reducción en las proyecciones en general, Mauro Busso, director general de CESSI, es optimista con la rama tecnológica, ya que el incremento se mantiene constante. "La balanza es muy positiva, por lo que tenemos que seguir generando talento e innovación",  explica a iProUP.

 

Los sueldos que paga el sector

 

Según un estudio de Adecco Argentina sobre las perspectivas salariales 2019, el 90% de las empresas tiene previsto otorgar aumentos.  De ese total, la mitad tiene previsto un alza de entre 20% (piso) y 30% (techo). En tanto, las perspectivas paras los fuera de convenio anticipan que los incrementos serán cercanos al 27%.

El sector petrolero rankea entre los mejor remunerados. En el otro extremo está el retail, víctima del cuadro recesivo. Entre los que mejor ajustarán las remuneraciones están la industria financiera, la tecnológica, infraestructura, agro y la exportación de servicios.

Ricardo Hernández, CEO de la Edison, refiere a las particularidades de la industria TI: "Todo el tiempo surgen nuevas demandas y perfiles para la resolución de necesidades puntuales y los salarios se mueven acorde con ello".

En su visión, todo lo que tenga que ver con experiencia de usuario y la big data continuará con un alto grado de requerimientos, lo que tendrá una correlación en los salarios.

Romina Pampena, HR Business Partner, prevé que en 2019 "esos perfiles mencionados tendrán más demanda, ya que el mercado ha iniciado una curva ascendente en este tipo de proyectos.

"Actualmente, un consultor senior en esas áreas puede percibir ingresos anuales brutos entre $660.000 a $700.000. En el caso de analistas junior, ese importe alcanza los $370.000 al año", completa.

Estas proyecciones privadas están en sintonía con las cifras aportadas por la CESSI: el sueldo bruto mensual promedio es de $25.700 para los programadores sin experiencia previa (junior), $36.700 para profesionales con alguna experiencia (semisenior) y $48.650 para los de mayor experiencia (senior).

Esta "situación de privilegio" promete mantenerse tras la suba del dólar, que redundará en una mayor competitividad y, por ende, mayores ventas al exterior.

Según el Observatorio de la Economía del Conocimiento del Ministerio de Producción de la Nación, la industria registró un volumen de negocios de u$s582 millones en el primer trimestre de este año.

Así, se ubicó como el tercer sector con más ventas externas, sólo superado por el cerealero y el oleaginoso. Este año podría cerrar con exportaciones por u$s1.600 millones, muy cerca del récord de u$s1.699 millones del año pasado.

Además, se proyecta una nueva marca histórica en la cantidad de ventas totales: según los cálculos de la entidad, en 2018 se registrarán ingresos por u$s4.287 millones, contra los u$s2.837 del año pasado.

"El nuevo contexto impacta positivamente. Después de casi una década de atraso cambiario, finalmente volvemos a ser competitivos", comenta a iProUP Andrés Vior, CEO de intive-FDV, una empresa internacional de desarrollo de software a medida que tiene oficinas en Buenos Aires.

 

Mutación de los roles

 

Esta transformación no solo afecta a la industria del software. Si bien son un punto neurálgico de la nueva economía, todos los rubros comenzaron a incluir un proceso digital aplicado a cada punto de su estructura. Y las nuevas formas de trabajar, desarrollar y llevar adelante los negocios son parte crucial del empleo del futuro.

Según el informe "La revolución de las habilidades 2.0", que sondeó a más de 200.000 empresarios de 42 países, la mayoría de los empleadores cree que la digitalización redundará en una ganancia neta para el empleo en el corto plazo.

Solo el 10% cree que reducirá su fuerza laboral como resultado de la automatización. A medida que las organizaciones se vuelvan digitales, la mayoría necesitará más personas, no menos.

En este punto, el sector del software ocupa un lugar destacado a medida que las organizaciones invierten en habilidades digitales. Detrás se sitúan las funciones de primera línea y servicio al cliente.

Por el contrario, para las funciones administrativas y de oficina, se espera una mayor disminución en la plantilla como resultado de la automatización.

El aumento del consumismo y el valor que las empresas ahora otorgan al servicio al cliente y la gestión "de última milla" son cada vez más evidentes en un mundo digital. Los roles que son de rutina o añaden un menor valor a los clientes son los que están más amenazados por la tecnología.

"Esto tiene varios beneficios. Por un lado, mejora la experiencia de usuario, permitiéndoles ser más flexible y tener un mejor balance entre su vida personal y laboral, que se traduce en una mayor retención de talento. Por otro, es posible optimizar la productividad de la compañía, ya que los empleados aprovechan estas herramientas para estar precisamente donde ocurre el negocio", asegura a iProUP Christian Acosta, gerente de ventas para el cono sur de Citrix.

En esta sintonía, las organizaciones se aproximan de forma diferente a sus negocios, con un fuerte foco en tecnología.

"El rol de TI en todas las industrias está cada vez más cerca del negocio, ya que pueden aportar información de valor para la toma de decisiones gracias a herramientas como analíticas y soluciones de monitoreo", explica Acosta.

 

Año nuevo, esperanzas nuevas

 

Con esta expansión tecnológica, no es de extrañar que el perfil más buscado en LinkedIn sea el de desarrollador en blockchain. Según un estudio realizado por la red social para profesionales, esta posición fue "el trabajo emergente" de mayor crecimiento (33 veces) en Estados Unidos durante 2018.

Otro perfil que tuvo un importante crecimiento en 2018 fue el de especialista en inteligencia artificial, ya que "seis de los 15 puestos emergentes están relacionados de alguna manera con la IA". Y aparece un dato no menor: registró un incremento de demanda interanual de 12 veces.

Para potenciar este crecimiento, desde la CESSI tienen un "Plan estratégico federal del software", en el que trabajan en conjunto socios de la cámara, polos educativos y clusters de innovación. Esto representa unas 800 empresas de las 5.100 del ecosistema de software argentino y el 80% del total de los empleados del sector.

"Se piensa generar medio millón de empleos para 2030, cuando se necesitarán 400.000 puestos, se generarán exportaciones por u$s10.000 millones y esperaremos consolidarnos dentro de los 30 primeros países en el mundo de digitalización y entre los cinco en Latinoamérica", asevera Busso.

Es por eso que el rol del ecosistema TI será central ante la tendencia a redefinir los espacios y prepararse para el futuro del trabajo.

"La alta disponibilidad y la entrega personalizada de estos workspaces, así como el control unificado por parte de los CIO, tomarán un papel protagonista en este escenario", suma el gerente de Citrix.

COMPARTIR:

Comentarios